OTRO “¿ERROR?” DE LA PRESIDENTA DE LA JUNTA DE FISCALES DE LORETO

OTRO “¿ERROR?” DE LA PRESIDENTA DE LA JUNTA DE FISCALES DE LORETO

OTRO “¿ERROR?” DE LA PRESIDENTA DE LA JUNTA DE FISCALES DE LORETO

*Propuso para cubrir plaza de fiscal penal a Tito Chávez, abogado esposo de la jueza Erika Iberico Vega, que a su vez ha denunciado a un Fiscal Superior.

*¿O sea, la alta dirección fiscal contrata a un abogado, que de una u otra forma maltrata con una denuncia a un FISCAL SUPERIOR que viene observando el caso de “Los Intocables de Maynas”?  

Periodísticamente existen hechos que sorprenden por la celeridad en que se mueven a fin de beneficiar a algunas personas de una u otra forma allegadas a ciertas instituciones. Preocupa largamente, que justamente esas instituciones son las que tienen “la sartén por el mango” a la hora de perseguir el delito y luego sancionarlo.

Cómo entender que hace pocos días la Sala Penal de Apelaciones, estaba escuchando al fiscal Alvarado Díaz, el sustento a ver si aceptaban o no la INHIBICIÓN solicitada por la jueza Erika Iberico, quien llevaría adelante la investigación preparatoria contra el actual gobernador de Loreto Elisbán Ochoa Sosa, su esposa, entre otros, por presunto lavado de activos.

Resolución final de la SPA que aún se desconoce. La jueza pidió INHIBICIÓN porque su esposo Abog. Tito Rubén Chávez Cárdenas, justamente trabajaba en asesoría jurídica del gobierno regional en la actual gestión de Ochoa.

AHORA YA NO ESTÁ AHÍ, COMO UN RELÁMPAGO HA PASADO A LA LA QUINTA FISCALÍA.

Lógicamente, con la anuencia y propuesta hecha ante la Fiscalía de la Nación de la actual Presidenta de la Junta de Fiscales de Loreto Elma Sonia Vergara Cabrera. Lo que se ha podido conocer a través de la Resolución 1051-2019, del 16 de mayo 2019, firmada por la fiscal Zoraida Ávalos Rivera.

Dice que visto y considerando el oficio 1426-2019 cursado por la Abog. Elma Vergara, mediante el cual formula propuesta para cubrir la plaza de fiscal adjunto provincial para el despacho de la Quinta Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Maynas, la que está vacante, por lo que consideró necesario nombrar al fiscal que ocupe provisionalmente dicho cargo.      

ELMA VERGARA CABRERA, PRESIDENTA DE LA JUNTA DE FISCALES DE LORETO.

Por lo que la Fiscal de la Nación, quien debe darse urgentemente un viaje a Iquitos para que vea cómo se viene conduciendo actualmente esa institución vulnerable por donde se le mire; termina nombrando a Tito Rubén Chávez Cárdenas, como fiscal adjunto en la Quinta Fiscalía Penal.

¿Y qué hay de malo? Suponemos que nada por lo que la fiscal Ávalos, decidió firmar la designación. Pero como periodistas asentados en esta región, sí tenemos que dar a conocer un poco más los hechos que se registran con ese nombramiento o del error o falta de empatía de la presidenta de la junta de fiscales para con sus colegas a quienes debería defender a capa y espada.  

Debe ser un “trome” el mencionado Abog. Tito Chávez, para que antes de conocerse si la Sala Penal de Apelaciones, que dirige el magistrado Aldo Atarama Lonzoy, declarara fundada o infundada la INHIBICIÓN, haya renunciado al gobierno regional de Loreto y de inmediato, ipso facto, como un rayo, trueno o relámpago amazónico, haya pasado a laborar a la quinta fiscalía penal, bajo el “auspicio” de nada más y nada menos, que la presidenta de la junta de fiscales Elma Vergara Cabrera.

¿Durante el tiempo que ese despacho ha estado vacante, tanto no habido otros abogados probos a convocar o proponerlos ante la fiscalía de la nación? Parece que no, por lo que el “lechero” Tito Chávez, cayó como anillo al dedo en la adjuntía fiscal.

MALTRATO AL FISCAL SUPERIOR.

¿Y qué clase de presidenta de la junta de fiscales es la doctora Elma, que termina recomendando, proponiendo o como le llamen, justamente al esposo de la magistrada Erika Iberico, cuyo nombre aparece en la investigación de los “intocables de Maynas” para fiscal? Siendo que Tito Chávez Cárdenas (esposo de Erika), ha denunciado al fiscal Víctor Avelino, fiscal superior que también ve dicho caso.

Y que ahora frente a los comentarios de que la denuncia se habría desmoronado, caído o dado marcha atrás, le terminan denunciando a Víctor Avelino, ante control interno. Es decir, un fiscal entrante, de menor nivel, ingresa pese a maltrato de una denuncia contra un fiscal superior. ¿Y eso no sabe Elma Vergara? ¿Acaso ella no es como la madre de todos los fiscales y trabajadores del ministerio público en Loreto para defenderlos? ¿Por qué termina promoviendo o abriendo la puerta justamente a Tito Chávez, esposo de una magistrada cuyo nombre aparece en “los intocables?

¿Otro “error” que comete la superiora? En todo caso, no creen que ha debido dejar que muera la denuncia de los “intocables”, como al parecer ocurrirá más adelante, antes de meter “a su casa” a un abogado que maltrata a uno de sus fiscales superiores, quienes deberían estar con sus mentes despejadas para sustentar sus posiciones ante la Sala Penal de Apelaciones.

No hay que olvidar, que Víctor Avelino, viene apelando ante la SPA el caso del alcantarillado I. En fin, solo la doctora Elma Vergara, sabrá por qué toma esas decisiones, para algunos colegas periodistas, bastante absurdas y hasta sospechosas. Una opinión y por opinar, a nadie se le puede enviar a la cárcel. Es la posición de este escrito en su editorial del día de hoy.