Pedirán segunda prueba de Antropología Forense para determinar muerte del Hno. Paul

Pedirán segunda prueba de Antropología Forense para determinar muerte del Hno. Paul

Pedirán segunda prueba de Antropología Forense para determinar muerte del Hno. Paul

*Para conocer la causa final y así concluir con la investigación.

Un rompecabezas difícil de armar. Sin duda. Y es que de por medio existe la versión inicial de medicina legal en cuanto a que, según prueba científica, el Hno. Paul primero habría muerto y después habría sido quemado. Es el nudo que aún no se puede desenredar en el ministerio público por lo que se solicitará una segunda prueba de antropología forense, que sin duda profundiza más para obtener un resultado más claro.

Las investigaciones han avanzado en gran medida y por el contenido de tres cartas, dos en computadora y una a mano; podría casi asegurarse que fue decisión del hermano Paul, quitarse la vida después de haber recibido la visita de autoridades religiosas, quienes le transmitieron una noticia fatal.

Monseñor Olaortúa, preocupado llegó de inmediato al lugar donde murió el hermano Paul.

Respecto que hasta sus manos había llegado una denuncia grave contra Paul MacAuley, por parte de algunos alumnos que estaban ahí albergados. Una información que lo “desencajó”, “que lo dejó como tonto”, nos confiaron alumnos de ese centro a los pocos minutos que Paul, había aparecido calcinado, muerto de manera atroz.

Oficina del Hno. Paul, así quedó el día de su muerte.

El punto crítico de la investigación está en cómo apareció calcinado. ¿Lo hizo el solo? ¿Aguantó el dolor por la cantidad de pastillas que ingirió? Y muchas interrogantes más. Además, que la zona donde apareció quemado, fue contaminada con presencia de personas, antes que llegue la policía de investigación.    

Justamente por ese camino terminó muerto el Hno. Paul. Las casas para alumnos hace tiempo que habían dejado de existir. El tiempo y la mezquindad de algunos, hicieron que desaparezcan.

“Acabo de recibir una noticia que me deja destrozado-literalmente. En el clima actual que vivimos, siento el poder de una denuncia que pone fin a mi misión. Las cosas no volverán a ser lo mismo.

A todos los que nos han apoyado en nuestro trabajo les doy mis más sinceras gracias.

He hecho lo que podía. No creo haber ofendido a nadie intencionalmente. Pido disculpas por cualquier acto o palabra que se hubiera podido recibir como ofensa.

A los miembros de la comunidad estudiantil, les pido seguir adelante: que sean buenos embajadores de una comunidad estudiantil multicultural. Que cambien nuestro mundo en lo que se puede” habría escrito el Hno. Paul, entre otros párrafos, en una de las cartas dejadas en su computadora para lectura de sus amigos. Firma solo como Paul.

Antes de noviembre o diciembre, se espera que el ministerio público pueda dar con las circunstancias reales y concretas sobre la muerte del Hno. Paul.