Sala Penal de Apelaciones determinó que magistrada Melina Vargas, continúe viendo caso de ex alcaldesa de Maynas

Sala Penal de Apelaciones determinó que magistrada Melina Vargas, continúe viendo caso de ex alcaldesa de Maynas

*Decisión fue adoptada en audiencia donde estuvo presente el fiscal titular Gustavo Alvarado Díaz.

*De otro lado, ante rumores que el ex presidente regional Robinson Rivadeneyra, podría salir del penal bajo la figura de prescripción, explicó que no era así.

Cómo es de conocimiento público, en semanas pasadas cuando el fiscal de lavado de activos Carlos Ramos, iba a desarrollar su acusación fiscal y el pedido de prisión preventiva para la ex alcaldesa de Maynas y otros; ante el juzgado de investigación preparatoria que despacha la jueza titular Melina Vargas, todo se frustró puesto que la magistrada decidió inhibirse ya que su nombre había sonado en una presunta investigación en donde también estaba la ex alcaldesa.

La solicitud de inhibición subió a la sala penal de apelaciones presidida por el Dr. Aldo Atarama, junto al Dr. Guillermo Felipe y Reynaldo Cajamarca, quienes después de evaluar seriamente el pedido, optaron por rechazarlo. El fiscal superior Gustavo Alvarado, estuvo presente en la audiencia, luego se le pidió que explique un poco más sobre la decisión de la sala penal.

“A través de la Resolución 06 emitida por la Dra. Melina Vargas Ascue, jueza del 4to. Juzgado de Investigación Preparatoria, ella se inhibió de seguir conociendo el proceso judicial seguido contra la alcaldesa de Maynas y otros por el presunto delito de lavado de activos. Se iba a desarrollar la acusación fiscal.  

En ese interín del proceso la fiscalía especializada en delito de corrupción de funcionarios a cargo del Dr. Alberto Niño de Guzmán, amplía en investigación preliminar contra la doctora Melina por presuntamente ser parte de una organización donde está Adela Jiménez, siendo así ella presenta su inhibición de seguir conociendo la investigación por considerar que se podría perder el principio de imparcialidad y enervarse el principio de objetividad. 

La sala penal de apelaciones, presidida por el Dr. Aldo Atarama Lonzoy, corrió traslado al ministerio público para que emita opinión. Nosotros en opinión inicial dimos por favorable la decisión de la jueza. La sala penal terminó resolviendo y declaró infundada la inhibición de Melina, basada en lo que establece el acuerdo plenario 3-2007-fundamento 8.


Fiscal Superior Dr. Gustavo Alvarado Díaz, aclarando temas legales importantes.

Haciendo ese razonamiento dice que no es posible que en todos los casos que se recuse, se queje o se denuncie al juez, el juez no puede apartarse del conocimiento de esos casos, porque de lo contrario, todos denunciarían a los jueces y no habría quien administre justicia.

Ellos agregan que la sola denuncia en contra de un magistrado no es causa suficiente para que se inhiba un juez de dicha causa ya que la denuncia debe ser corroborada por otros elementos de convicción que acrediten que efectivamente un magistrado haya caído en actos de corrupción, pero la sola denuncia no basta.

Ahora se conoce que los “testigos protegidos” de esa denuncia están dando marcha atrás y que la denuncia va perdiendo fuerza, verisimilitud. Entonces no es motivo para que ella se aparte. La sala penal ha resuelto y ese expediente baja al juzgado de la Dra. Melina, ahí tendrán que señalar la fecha y hora para la nueva audiencia en mérito al mandato de la sala penal de apelaciones” ilustró Alvarado.

De otro lado, se habla que Robinson Rivadeneyra, podría salir libre por prescripción de su caso ¿es factible ello?

-No. Él cuenta con 6 años de prisión efectiva por la comisión del delito de colusión que está penado entre 3 a 15 años. Siendo el máximo 15 años el plazo ordinario de prescripción para ese tipo de delito, según establece la ley, se tiene que duplicar el máximo de la pena fijada por ley.

Caso Mercado Modelo, por el que Robinson purga cárcel. Mientras que tres más andan huídos, entre ellos el constructor Jorge Rolando Cabrera Salvatierra, por qué la policía no lo coloca en la galería de los buscados ya que no lo encuentra por ella misma.

Siendo que el máximo de la pena por delito de colusión es de 15 años lo doble es 30 años, el plazo ordinario para colusión es de 30 años y extraordinario es de 45 años. Prescribiría cuando cumpla 45 años. A la fecha solo han transcurrido 13 años, no 45” mencionó Alvarado.