“No estamos acá por un tema de popularidad sino para garantizar un mínimo y adecuado servicio de justicia”

“No estamos acá por un tema de popularidad sino para garantizar un mínimo y adecuado servicio de justicia”

*Declaró el presidente de la CSJL Dr. Manuel Humberto Guillermo Felipe.

Ayer se pronunció respecto a la coyuntura de crisis judicial por la que atraviesa el país y sobre las renuncias de varios magistrados a sus cargos. Indica, que lo que pasa en la capital no genera un efecto cadena con el tema judicial de Loreto.

-La ventaja del sistema judicial es que hasta los jueces de primer nivel son independientes, no hay un efecto cadena, sino que éstas dimisiones en el cargo se generan cuando hay hechos, cuando menos indirectamente, que los compromete por omisión en ejercer los controles y correcciones en su momento.

Los hechos luctuosos que han ocurrido en la Corte de Justicia del Callao no tienen porque repercutir en esta corte superior de Loreto, somos independientes, cada uno tiene sus propios órganos de gobierno y control y sus jueces son independientes, no hay un efecto cascada.

¿Piensa que las renuncias anticipadas generarán cambios drásticos a nivel nacional?

-Claro que sí. Hay fuentes de poder que tienen que regular, nombrar a los futuros representantes de estos altos funcionarios renunciantes. En función a quien tiene ese control de la renovación pueden también tener intereses en conflicto.

En el caso concreto del congreso. El congreso ha querido siempre, de algún modo, tener rienda de control siquiera de manera indirecta en el CNM, entonces tiene en estos momentos la oportunidad de reformarlo para perfeccionar las cosas o para controlarlo de cabo a rabo.

¿Nadie controla y fiscaliza al CNM?

-Sí existen mecanismos vigentes de control, el problema es que cuando se denuncia no se hace caso y se archiva por diversos factores. Y lo otro, que hay transparencia y se publican los videos de cómo se hacen las entrevistas y los concursos, pero normalmente no les hacemos caso, no nos tomamos el tiempo necesario para evaluar cómo actúan dichos consejeros.

Manuel Humberto Guillermo.

Algo que ha pasado mucho tiempo y recién nos enteramos como hacer preguntas superfluas para un alto cargo. De ahí se deduce que algún miembro del consejo no asumió con responsabilidad la envergadura de su cargo para poder tasar bien a una persona para ver si merecía el cargo de juez. ¿Pero quién lo fiscalizó en su momento? El video estaba ahí y pocos los vieron, entonces se deja que avance y la situación llega al punto que rebasa el vaso y de algún modo tiene que aflorar.

¿Siempre se habló que había corrupción, pero recién se pudo plasmar en realidad?

-Hay que conocer bien la realidad para entender este fenómeno. Nuestra sociedad tiene como idiosincrasia buscar relaciones para conseguir las cosas, esto pasa en el poder judicial, en el congreso y todos los organismos y reparticiones públicas y privadas.

No nos podemos engañar que la podredumbre está en el poder judicial o el sistema de justicia en general, ¿por qué? Porque si hay un receptor hay alguien que ofrece y los videos y audios son contundentes, siempre hay alguien de afuera ¿qué se hace con ese de afuera? Que puede ser un abogado, un litigante, empresario o cualquier persona que tiene poder.

Entonces si se sucumbe a eso, el sistema decae. ¿Por qué? Porque el poder judicial está llamado a ser el órgano de control del ejercicio del poder y ¿quién más tiene poder? el congreso, el ejecutivo en sus múltiples reparticiones. Entonces para ellos es muy conveniente de algún modo, controlar a esos jueces que ejercen ese control del poder, entonces de esa manera cualquier desnaturalización o deviación de ese ejercicio de poder, va a ser menguado en su control cuando cualquier ciudadano lo reclame, porque quieren de algún modo manipular ese ejercicio del poder judicial.

Por ello es que el entramado constitucional y normativo está diseñado de esa manera. Quién puede cerrar el CNM, el congreso, las acusaciones constitucionales a los jueces supremos que son la cabeza del poder judicial, es el congreso. A veces se desnaturalizan las actitudes y bajo esos pretextos tratan de generar amistades, confianzas y luego relacionarse con este poder para traficar influencias.

¿Habrá más audios y por eso se adelantan las renuncias de los del CNM?

-Como se dice el ser humano nace bueno, pero la sociedad lo corrompe. En el PJ sabemos quiénes son honestos y quiénes a veces incurren en actos de corrupción. En cuanto a lo que me pregunta, no creo que sea por un caso de corrupción sino por un gesto político señero de facilitar la transformación estructural del sistema de justicia.

¿Podría ocurrir algo de lo visto a nivel nacional en el entorno local?

-Es común recibir al litigante común y corriente para quejarse de favoritos, pero lamentablemente son renuentes a hacer la denuncia y menos a traer pruebas. Un presidente tiene toda la capacidad con su órgano de control para intervenir, pero tenemos que hacerlo con pruebas.

Existe la presunción de inocencia, o licitud de sus actos, ¿y cómo se quiebra eso? Con una prueba que diga lo contrario, pero el quejoso no trae las pruebas, poco se puede hacer. Por más titular que sea un juez, podemos removerlo del cargo, pero con pruebas, se necesita la colaboración de la sociedad para que nos ayude a transformar eso.

¿Adoptará medidas en Loreto para de alguna forma limpiar la imagen del sistema judicial?

-Nosotros nos estamos comprando enemigos diariamente porque estamos actuando con firmeza en aquellos casos de demoras irrazonables de algunos despachos, en aquellas situaciones de pretendido relajamiento en el trabajo. La rectitud normalmente no le gusta a la gente, eso trae anticuerpos.

Estamos acá no por un tema de popularidad, sino como dice la ley, para garantizar un mínimo y adecuado sistema del servicio de justicia. Por eso es que cuando se nos pregunta sí pueden venir sin uniforme; oiga este es un centro de trabajo. Si las circunstancias concretas de un trabajador lo justifican, entonces se atenderá razonablemente.

Nos preguntan si pueden retirarse a la una porque hay paro, entonces creo que tenemos el deber de trabajar. El hecho de estar en emergencia nos obliga a tener más decisión para el trabajo. Uno debe ser firme en sus decisiones y tener claro que la posición del presidente de corte es garantizar el mejor servicio posible. No se le pueden pedir medidas que no sumen a ese propósito. (P.E).