ALBERTO Y KENYI FUJIMORI: DE TAL PALO…TAL ASTILLA

ALBERTO Y KENYI FUJIMORI: DE TAL PALO…TAL ASTILLA

*Alberto Fujimori: Padre e ahí a tus hijos.

¿Hasta cuándo pueblo del Perú vamos a seguir confiando en los sujetos de cuello y corbata? En aquellos que cada cierto tiempo se presentan con la cara lavada, pese a que su conciencia está más negra y espesa que el petróleo que sacan del subsuelo de las comunidades indígenas.

Una vez más estamos sintiendo un profundo asco por la clase política que dice representarnos. Fujimoristas vs Fujimoristas, jalando de esta presa llamada Perú, desgarrándola, haciéndola hilachas, destrozándola ante el mundo entero y ante sus propios hijos.

“De tal palo…tal astilla”. Ahí está el benjamín de Alberto Fujimori Fujimori, Kenyi Fujimori Higushi, junto a ese vergonzoso congresista (tristemente tenemos que decirlo, representante de esa región tan hermosa como es Tumbes) y otros, incluido el abogado Borea, quien en Loreto defendió a Yván Vásquez; haciendo negociados a fin que no vote a favor de la vacancia de Pedro Pablo Kuczynski.

A Kenyi Fujimori, le han dado del propio frasco de medicina de marca “murray” adquirido por Montesinos, en una de las épocas más oscura del país. Kenyi “digno hijo de su padre”, su astilla que más parece una espada desnuda que le ha sido clavada una vez más, en el corazón adolorido de todos los peruanos quienes absortos hemos apreciado el segundo debut putrefacto de un gobierno aparentemente democrático, sabiendo en el fondo que al lobista de PPK, lo único que le interesaba en su vida, era hacer dinero. Pobre de su familia, en estos días. ¿De qué les ha servido sus millones?

 

PADRE: E AHÍ A TUS HIJOS. HIJOS QUE CRECIERON RODEADOS DE CORRUPCIÓN. ¿Qué tipo de honestidad se puede esperar de ellos? 

Con esa expresión tan absurda la mayoría decía: “es el mal menor hay que votar por PPK” y miren el mal inmenso que ahora se ha descubierto. Sabiendo que Kenyi es la espermita de Fujimori, los grandes medios de comunicación lo han seguido entrevistando constantemente, presentándolo como una alternativa al 2021, hasta Hildebrandt en una oportunidad le dio espacio para que escriba una columna. Así que ahora no nieguen parte de esa responsabilidad.

¿Qué dijo Kenyi ayer? Que los peruanos estábamos con la cabeza caliente al enterarnos de las informaciones, y que no sabíamos asimilar lo que en realidad estaba pasando. Ese chino mediocre que ni siquiera sabe responder a las interrogantes de los periodistas, se envalentona para decirnos que somos unos brutos. Bruto él que se ha chupado un buen trago de la pócima creada por Montesinos, lo que ahora le costará que su nuevo movimiento “Perú 21” se pierda en uno de los pasajes más asquerosos de esta nuestra volátil historia.

La señora “baguazo”, resultó siendo una vergüenza. PPK debe irse, pero no a su casa, sino a responder a la justicia por actos de corrupción. Ya ha dicho el Fiscal de la Nación, que el ministerio público debe poner todo el rigor en las investigaciones. Baja,baja, baja PPK, que hace rato le está esperando su tumba. Ya es usted mister presidente del Perú, un cadáver político. 

Doña Meche Aráoz, también salió a defender lo indefendible, Carlos Bruce, quien mantiene a funcionarios que acá laboraron en OPIPP cuando se proyectó el patético alcantarillado, ídem. Ella pensó que con salir a pedir perdón a las comunidades indígenas por el “baguazo” ya todos la habían disculpado. Nunca nos tragamos sus palabras, lastimosamente algunas directivas de federaciones indígenas sí.

Ver a la congresista fujimorista Luz Salgado al lado de su colega Salaverry, parada como dando protección a los que convocaron a la conferencia de prensa para informar sobre los kenyivideos; nos hizo recordar las imágenes de la mujer de Abimael, que lo protegió hasta el final. Y cómo no, a las imágenes cuando aparecía sentada en la salita del SIN, al lado de Vladimiro Montesinos. Peor escuchar a Keiko Fujimori, decir que lamenta lo que pasa y que involucra a su hermano. Por favor.

Entramos en el marco de “Semana Santa” y lo único que se nos ocurre decir a Alberto Fujimori, y en mínimo grado a la madre de los Fujimori, Susana: “he ahí a sus hijos”. Ellos son el resultado del inmenso poder y dinero mal habido que ostentaron en la época que les tocó gobernar este siempre hermoso y siempre engañado y saqueado PERÚ.

Esos hijos son el reflejo de lo que quizá miraban cuando eran niños entre las paredes de palacio de gobierno, en sus propias casas, donde tal vez aprendieron en directo las malas prácticas de grabaciones no permitidas, de esos juegos sucios para luego apretar el gatillo contra alguien que no les permita seguir adelante con sus voraces ansias de poder y dinero.

Permitidas o no, esas malas prácticas los han dejado al descubierto –una vez más- y en carne viva se les ha visto el alma llena de pus que representan todos ellos para esta sociedad peruana. Un alma política que hiede a kilómetros y que los peruanos tenemos la obligación de fumigar por el bien moral y la recuperación del país, de nuestro país al que nuevamente le han disparado en las rodillas.

Habrá que estar muy pendientes a los hechos que se desarrollen en las próximas horas. DEFENDAMOS NUESTRA PATRIA, DEFENDAMOS A NUESTRO PUEBLO.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&