Área de neonatología del hospital Iquitos en “cuidados intensivos”

Área de neonatología del hospital Iquitos en “cuidados intensivos”

*Autoridades deben resolver cuanto antes el hacinamiento por el que están pasando.

*Faltan equipos para monitorear signos vitales de los recién nacidos.

Muy preocupada y conmovida se encontró a la enfermera Lucy Rengifo Del Águila, jefa del servicio de enfermería del área de neonatología. Con quien se conversó para conocer la real dimensión de ese servicio que pareciera estar en “cuidados intensivos”.

“A diario nace un promedio de entre 10 a 15 niños, otros días nacen más de 15 llegando hasta 20. A Los niños que nacen con factores de riesgo se les hospitaliza. La parte de hospitalización es lo que ya se nos está pasando en carga. Cuidados intermedios es para 14 cunas, ahora estamos con 19 y para evitar el hacinamiento hemos tenido que acondicionar el área de secretaría y poner ahí más cunas.

Área neonatal está saturada, ya no saben dónde colocar a los recién nacidos. Falta enfermeras para que den atención adecuada a los bebés. Área sensible necesita de equipos para monitorear signos vitales de los recién nacidos.

Se han prestado más cunitas al hospital regional, pero hasta ahora no hay respuesta, entonces prestamos cunas al área de pediatría y emergencia para poder poner a los niños, no teníamos dónde ponerlos. Y a eso se suma la falta de quipos, no hay más monitores para controlar las funciones vitales de los niños. No tememos balanzas suficientes, son limitadas. No hay material, estamos desabastecidos.

Pienso que el gobierno regional debe apoyarnos de manera urgente a ver cómo resolver los problemas críticos que tenemos en el área de neonatología. El servicio es crítico por el tipo de pacientes que manejamos. Falta personal profesional, falta un promedio de 15 enfermeras acá.

Hay que fortalecer con el personal necesario, en UCI una sola enfermera está atendiendo a 6 niños. Está normado según la OMS y la norma técnica del 2005, que hasta tres niños es el manejo tope de una enfermera y estamos con seis niños por enfermera, la recarga hace que la calidad de atención no sea igual.

En cuidados intermedios estamos con 19 niños para una sola enfermera, por eso se han programado los roles complementarios para que las mismas enfermeras de neonatología, cubran y apoyen en la atención. Estamos en alto riesgo, pero ahí seguimos trabajando, creo que el “barco no se debe hundir”. Lo que hacemos es evitar que se presente algún problema, algún desastre” expresó la jefa de enfermeras de ese servicio.

Algo muy urgente deben hacer las autoridades para que el llamado “hospital de los pobres” no colapse exponiendo así la vida de las nuevas generaciones, en el periodo que se viene construyendo su nueva infraestructura.