Audiencia del “alcantarillado II” tuvo que ser reprogramada por ausencia de abogado

Audiencia del “alcantarillado II” tuvo que ser reprogramada por ausencia de abogado

*Llamaron al coordinador de la defensoría pública para que envíe uno, pero respondieron que no había ni uno disponible

Tal como estaba programado, ayer a las 8 y 30 de la mañana la jueza de investigación preparatoria Bethy Palomino Pedraza, dio por instalada la audiencia del caso denominado “alcantarillado II”.

En efecto, dio a conocer la resolución del juez del despacho de Tambogrande-Piura Elio César Gamarra Herrera, declarando fundada la petición del habeas corpus interpuesto para su beneficio el sub contratista de la empresa china que hizo el alcantarillado en Iquitos, Werner Guevara Vargas.

Tanto la magistrada como el representante del ministerio público, coincidieron en manifestar que como dicha resolución siete del juez de Piura aún no está firme y se encuentra en un marco de apelación, la audiencia debía continuar porque tenía el carácter único e inaplazable, por lo que habían notificado correctamente a todas las partes.

 

Dra. Bethy Palomino Pedraza, se mostró mortificada por ausencia del abogado de tres imputados. Audiencia del alcantarillado II tenía carácter de inaplazable. Llamaron a un defensor público, pero coordinador dijo que no había. Audiencia fue reprogramada para el 12 de octubre a las 8 y 30 a.m. 

Sin embargo, la audiencia no pudo continuar ya que justamente el Abog. Naking Rojas, que defiende a tres imputados: Werner Guevara, Edgar Ortiz y Eduardo Maguiña, y quien ha interpuesto el habeas corpus a favor de su patrocinado en un juzgado de Piura; no estuvo presente.

La jueza lo subrogó, suspendiendo por 10 minutos la audiencia para que la secretaria se comunique con el director de la defensoría pública, a fin que envíe a un defensor de urgencia. En ese tramo de tiempo, mientras la secretaria hacía coordinaciones con defensoría pública, en las bancas ubicadas fuera del despacho de la jueza, tres defensores públicos se hallaban dialogando entre sí.

Cuando el fiscal anticorrupción Paul Peralta, se percató de ello, salió a pedirles que ingrese uno para que la audiencia no se reprograme. Dos de ellos dijeron que tenían audiencia y una que tenía que ir a una fiscalía.

 

Tres defensores públicos estaban fuera del despacho de la jueza, indicaron que no podían asumir porque tenían otras tareas.

Como para no creer que los magistrados hagan todo un esfuerzo para el desarrollo de las audiencias y por la falta de un abogado, estas tengan que alargarse en el tiempo y espacio. La audiencia del “alcantarillado II” ha sido reprogramada para el próximo 12 de octubre a las 8 y 30 de la mañana.