Caso “alcantarillado dos” ¿a quiénes y por qué los juzgarán?

Caso “alcantarillado dos” ¿a quiénes y por qué los juzgarán?

*Fiscal Paul Peralta, hará su requerimiento fiscal este jueves 14 de diciembre.

*Jueza Titular Bethy Vilma Palomino Pedraza, tendrá la delicada tarea de evaluar acusación.

Después de más de cinco años de investigación respecto al segundo caso de la obra del alcantarillado de Iquitos (proceso constructivo), por fin el fiscal anticorrupción Paul Peralta Chota hará su requerimiento acusatorio ante la jueza titular del primer juzgado de investigación preparatoria Bethy Palomino Pedraza. Será este jueves 14 de diciembre a las 8 de la mañana.

¿Quiénes son los involucrados para los que piden 12 años de pena privativa de la libertad y 12 años de inhabilitación? En principio para el ex gobernante regional Yván Vásquez Valera, en calidad de autor mediato, seguido de Walter Ríos Babilonia, en calidad de autor inmediato, y contra Roy Meza Meza, Jorge Lucio Mantilla Rodríguez, Katsuya Kamisato, Eduardo Manuel Maguiño Arenaza (I&scgsa), Edgar Danilo Ortiz Muñoz (Inalre), el líder de las empresas I&SCGSA, INALRE e INFISE Werner Saúl Guevara Vargas y SHI LEI (empresa China), en calidad de cómplices primarios, por el delito de COLUSIÓN Agravada.

Jueves 14 de diciembre a las 8 a.m. fiscal anticorrupción Paul Peralta, hará su requerimiento para involucrados en caso “alcantarillado dos”. Empresario Werner Guevara, su abogado tendrá que estar presente en la CSJL este jueves 14 de diciembre.

Uno de los supervisores (José Perla) que más adelante será testigo, ha señalado algo realmente impensable respecto a que se enteró que existía un Consorcio entre INFISE (empresa de Werner Guevara) con la Supervisora NJS, siendo que Infise renuncia a ese consorcio en diciembre de 2012 (la obra del alcantarillado empezó en julio 2010). “Si bien trabajé para NJS, la empresa que me pagaba era Infise, así como a otros trabajadores, y otros eran pagados por la NJS. Una vez vi que Werner Guevara, discutía con Katsuya Kamisato, por trabajos no aprobados” puntualizó el testigo. ¿O sea, la sub contratista aliada con la supervisora para ver la calidad de los trabajos que ejecutaban? Impresionante, por decir lo menos.

Katsuya Kamisato, jefe de la supervisora NJS. “Consideró procedente la ampliación de plazo 10 por 121 días calendarios comprendidos entre el 27 de julio al 24 noviembre 2012, con un reconocimiento de mayores gastos generales por 8 millones 434 mil 709 soles. Ampliación de plazo que se otorgó irregularmente dado que los trabajos para los cuales se requería la ampliación se encontraban ejecutados contraviniendo el contrato de ejecución de obra, generando, generando el pago irregular de mayores gastos generales a favor del contratista por 8 millones 434 mil 709 soles y el pago por el presupuesto adicional de servicios de supervisión por 01 millón 235 mil 357 soles.

Katsuya se aprovechó de su condición de representante legal de la NJS para declarar como procedentes dichas solicitudes de ampliación de plazo y adicionales de obra, que eran pedidos irregulares hechos por la empresa, los que aportaron a la defraudación patrimonial del Estado.

Shi Lei, representante legal de la empresa china Water & Electric, encargada de la ejecución de la obra del alcantarillado en Iquitos, según la fiscalía, se valió del cargo para obtener beneficios económicos irregulares, beneficiando del mismo modo de manera ilícita a las empresas del co-acusado Werner Guevara Vargas, Eduardo Manuel Maguiño Arenaza y Edgar Danilo Ortiz Muñoz. Según el equipo del departamento de mega proyectos de la Contraloría general de la república, Water & Electric, se vio beneficiada con las autorizaciones de ampliaciones de plazo, adicionales de obra, pagos por mayores gastos generales. Shi Lei, obtuvo favorecimientos indebidos, dice Contraloría.

(No hay que olvidar que el plazo para concluir la obra era de un año y medio. Si empezó en julio 2010, debió concluir en diciembre 2011. Sin embargo, Vásquez, concluyó su periodo en el 2014 y la obra no concluyó y lo más lamentable, es que nunca funcionó).

Werner Saúl Guevara Vargas, en sus declaraciones señaló ser el “líder de las citadas empresas y responsable de la gestión, que sus funciones en las mismas era realizar todo y decidir lo necesario para una buena gestión, que era el accionista mayoritario de la empresa infraestructura y servicios contratistas generales S.A. y en INALRE su esposa era la accionista mayoritaria. Existiendo una carta certificada de I&SCGSA, del 27 de agosto 2013, suscrita por Werner Guevara, dirigida al Organismo Público (OPIPP), en la que remite el EXPEDIENTE TÉCNICO para la rehabilitación de tubería del interceptor central desde el buzón IC 43 y estación de bombeo 06. Además de los recibos pagados a personal por SUPERVISIONES desde su empresa, siendo que eso era una responsabilidad neta de la NJS. O sea, la empresa de Werner era juez y parte en la supervisión. Algo realmente irregular y absolutamente incomprensible.

Ex director de OPIPP Walter Ríos, a su lado Yván Vásquez, otro de los denunciados.
Jorge Mantilla, fue presidente del Comité de Licitación del alcantarillado.

Yván Vásquez, pese a que dijo que solo conocía al empresario Werner Guevara, de vista; éste lo desmiente y declaró ante la fiscalía que sí sostuvo reuniones con el ex presidente regional en varias oportunidades. Incluso en algunas oportunidades Yván, le citó a su despacho a finales de 2011, en el 2012 y luego de la inundación de abril 2013. Por lo que la fiscalía precisa que entre ambos acusados, existió una constante comunicación y coordinación con respecto a la obra materia de investigación, así como por otros hechos circundantes a la gestión del primero de los mencionados como presidente regional. Quedando acreditada una relación contractual de facto entre ellos. Además, que en base al levantamiento de las comunicaciones autorizada por resolución judicial 01 el 16 de abril 2015, se encontraron una serie de correos electrónicos cruzados entre los principales imputados.

Finalmente, el estudio especial hecho sobre la mencionada obra, arrojó que los funcionarios y servidores públicos de OPIPP, pagaron irregularmente al contratista la suma de: 93 millones 834 mil 303.55 soles, por adicionales provisionales SIN SUSTENTO. Asimismo, habrían soslayado los términos contractuales y normativa aplicable aprobando adicionales, ampliaciones de plazo y otros, ocasionando un perjuicio económico ascendente a 83 millones 873 mil 135.23 soles.