“El “Che” Guevara y el médico Kuczynski son dos personajes importantísimos en San Pablo”

“El “Che” Guevara y el médico Kuczynski son dos personajes importantísimos en San Pablo”

*Señala el profesor Juber Saldaña Muñoz, hijo de padres que padecieron lepra, quien narra la historia de los personajes mencionados.

Así lo cuenta desde el corazón del distrito de San Pablo, el también director del CEBA “El Amauta”, Centro de Educación Básica Alternativa.

“Para los sanpablinos ambos son personajes sumamente importantes. Yo soy hijo de enfermos, nací en San Pablo, mis padres llegaron acá desde Contamana. Mi papá era músico Juan Saldaña Barbarán. Por esas razones me tocó nacer por acá, actualmente tengo 55 años. Mi mamá llegó el año 48 por acá. Eso hace que nos compenetremos con la historia.

Las dos personas “Che” Guevara y el médico Máximo Kuczynski, son importantísimas para este pueblo. El médico papá del actual presidente del Perú, Máximo Kuczynski, era polaco y por injerencia del gobierno lo habían designado como supervisor del área de salud en esos tiempos. La enfermedad iba haciendo estragos en la humanidad, todavía no había cura.

Fue uno de los médicos que vino a San Pablo trayendo alegría y cambios, un cambio en la actitud de las personas. Sobre todo, de las que llegaban como a un destierro, como resignados a morir. Máximo hizo que la gente se interese por su curación del mal.

Estatua de Ernesto “Che” Guevara, colocado en la plaza central de San Pablo. 

Cuando llegó acá había una línea divisoria con 5 filas de alambre de púas, él miró admirado todo eso y preguntó el porqué de esos alambres. Ahí le dijeron que era para ubicar a la mitad de gente sana en un lado y a la gente que tenía lepra en el otro lado. Él hizo quitar de inmediato esas alambradas, por eso muchos lo consideraron como el “libertador de los enfermos”. Ellos se sentían prisioneros, casi como en un campo de concentración. Por eso lo recuerdan con respeto acá. El médico al final tuvo que irse por intrigas de la gente. Mi madre me contaba que le infiltraban un aceite al cuerpo que cuando lo hacían las personas con el mal querían salir huyendo, muy doloroso.

Profesor Juber Saldaña Muñoz, director del CEBA “El Amauta”, parado en la calle que lleva el nombre de Hugo Pesce, él médico especialista en lepra que influenció en el “Che” Guevara. Habla que el “Che” llegó a La Colonia y todos los días iba a la comunidad de San Pablo.

Al poco tiempo se supo que había un tratamiento en base a la sulfa para curar el mal. Un día llegó un cargamento del ministerio de salud con más de 5 mil pastillas de sulfa que empezaron a administrarle a la gente que tenía el mal. Eso duró como un periodo hasta que la gente se fue recuperando, hasta sanarse totalmente, aunque quedaron las secuelas. Se dio con la cura” refirió Saldaña.

LLEGADA DEL CHE.

“El doctor Hugo Pesce, ocupaba un alto cargo en el sector salud en Lima, era un ideólogo peruano, en recuerdo a él hay un Club y esta calle donde estamos conversando con su nombre. El estudiante argentino, Ernesto Guevara La Serna, después conocido como el “Che”, se contactó con el doctor Pesce y él quiso venir a conocer San Pablo para brindar aportes con su conocimiento de estudiante de medicina. Se contactaron y Guevara, vino a Iquitos con su compañero Alberto Granado, de ahí a San Pablo. Acá estuvo 42 días en “La Colonia”, desde ahí se venían acá.

Era curioso con los pacientes, los evaluaba, se compadecía de la gente hasta que llegó el momento que hizo una intervención a un enfermo, a Isaías Silva Lozano, a quien operó de los nervios. El señor vivía con dolores insoportables, no podía dormir y el joven médico le practicó una operación de los tendones. El señor se recuperó y en honor a eso a él también le decían, el “Che” Silva. Estuvieron acá el “Che” y su amigo hasta que construyeron una balsa junto a la gente, a la que le pusieron “Mambo- Tango”, para luego partir hacia Leticia y de ahí a otros destinos”.

HISTORIA ACTUAL.

“Cada vez que se aproxima el aniversario de San Pablo que es el uno de julio, siendo el 18 de octubre el aniversario de su creación política, los jóvenes se interesan más en conseguir la historia de ambos personajes. Vienen y les explico, también les alcanzo una mamografía que hicimos junto a tres profesores sobre el sufrimiento de esa época, con el desarrollo actual.

Cómo un pueblo que pasó de la miseria al dolor y otras adversidades, hoy ha mejorado, no en la manera que se quisiera por supuesto. Acá no contamos con agua potable sino con agua bombeada del río y luz solo tenemos por pocas horas, las necesidades son muy grandes ojalá que algún día el hijo del médico Máximo Kuczynski, actual presidente del Perú, cumpla con la promesa que hizo al asumir el cargo, de venir a la tierra donde trabajó su padre para que vea directamente cómo vivimos acá en San Pablo” concluyó el director.