MIENTRAS QUE EN CHICLAYO PROTESTAN ALCALDESA DE MAYNAS DIO BIENVENIDA A COMISIÓN DE OTASS

MIENTRAS QUE EN CHICLAYO PROTESTAN ALCALDESA DE MAYNAS DIO BIENVENIDA A COMISIÓN DE OTASS
*¿Qué nos pasa, por qué seremos así?

Mientras que en Lambayeque-Chiclayo, los trabajadores y funcionarios no aceptan la intervención transitoria del Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (OTASS), en Maynas los reciben como los grandes salvadores, los grandes reflotadores de la empresa SEDALORETO.
La comisión de transferencia de OTASS ingresó “como Juan en su casa” el miércoles 12 de julio sin que nadie “chille”, sin que nadie les haga un desaire por la intervención vertical y dictatorial que han consumado. Hasta donde se conoce cada funcionario de OTASS que llegue a Sedaloreto, tendrá un pago mínimo al mes de 12 mil soles, y como para no creerlo, el señor Héctor Barrera, coordinador del “reflotamiento” de la empresa; concluyó diciendo en conferencia de prensa que harán el esfuerzo necesario pero que ellos no tienen una varita mágica para cambiar la situación de la empresa de la noche a la mañana.

Mientras que en Chiclayo protestaron por intervención de OTASS, en Maynas los recibieron como “héroes” salvadores.

Mientras que la alcaldesa de Maynas Adela Jiménez, expresó que la Resolución 0562- del ministerio que mandó la intervención era “una excelente noticia” y “un regalo” y que por ello estaba muy emocionada y feliz. “El agua es un derecho de todos los pobladores y las autoridades debemos garantizar un buen servicio. Esperamos que en pocos meses se mejore y que la población así lo sienta” declaró.

¿Y usted que tiene varios años como autoridad, no se siente responsable de la crisis ahondada en Sedaloreto y el caos al que llegó con el desorden en el Directorio?
-Era imposible reflotarla. En la Junta de Accionistas no soy la única sino que somos cinco alcaldes quienes hemos tratado de mejorarla. Es cierto que se hizo una reorganización administrativa pero sin una inyección económica a la empresa Sedaloreto, era imposible. Quisiera aclarar que la intervención transitoria de OTASS no es una privatización como algunos están diciendo y confundiendo a la población.
Tanto la alcaldesa de Maynas como Alberto Villa García, presidente de la comisión de transferencia de OTASS, han coincidido en afirmar que dentro de unos 15 días Sedaloreto estará recibiendo una inyección económica para reflotar a la empresa.

Presidente de la Comisión de Transferencia de OTASS Alberto Vicente Villa garcía Ortíz, tiene su cuento.

PRESIDENTE DE COMISIÓN DE OTASS
Alberto Villa García y Héctor Barrera, coordinador de reflotamiento de la empresa; estuvieron al lado de la alcaldesa en conferencia de prensa. Aseguraron que ningún trabajador de Sedaloreto será despedido a fin que haya paz laboral y nadie proteste a su ingreso.
También expresaron que sí harán un corte administrativo a su ingreso y que se tomarán las acciones legales correspondientes. “Las acciones previas están sujetas al tema de control de parte de la Contraloría de la República, de hecho que cualquier tipo de infracción que se encuentre en la gestión es parte de la función de Contraloría. OTASS informará y pedirá los exámenes correspondientes a Contraloría para que hagan la gestión que les corresponde.

Hay un corte inicial para ver cómo se ha venido manejando, es lo que una comisión está haciendo en estos días. Se está trabajando con cada gerencia de Sedaloreto, de ahí saldrá la línea base inicial y a partir de ahí, tomar las acciones correspondientes. Si se ha tomado la decisión de intervenir es que algo grave ha pasado ahí. Sedaloreto está en insolvencia económica financiera, tiene deudas con muchas entidades, créditos externos, Fonavi, a los trabajadores, terceros y eso ha sido el principal motivo para que entre al régimen transitorio. Aparte de las dificultades en la gestión operacional y técnica, están los intereses políticos registrados en los últimos años” dijo Barrera.

NO HABRÁ DESPIDO DE TRABAJADORES
“No habrá despido de trabajadores, OTASS respeta el estado de derecho actual y vigente, no habrá despidos. Lo que sí hará es fortalecer el recurso humano de Sedaloreto, se repotenciará la competencia profesional, hay que elevarla para mejorar el servicio. OTASS no tiene una varita mágica para que la empresa cambie de inmediato y mejore el servicio. El mejor aliado son las autoridades políticas y los trabajadores, pido que los trabajadores estén contentos y tranquilos porque no habrá ningún tipo de despido” aseguró Barrera.