“Clases presenciales en el CNI empezarán por lo menos después de julio”

*Declaró el profesor Rafael Flores, quien menciona que primero deben darse las condiciones de salud adecuadas.

Esto en prevención de todos los alumnos, así como todo el personal de la Institución Educativa el mismo que viene viéndose afectado por el virus. Incluso el propio maestro Flores, viene recuperándose del mal que aqueja a millones de personas en el mundo.

Se le consultó sobre la decisión adoptada por el CNI para el inicio de clases semipresenciales o presenciales, de acuerdo a lo que dentro de poco mande el gobierno central.

“El gobierno debe entender que las realidades del país son diferentes. No puede lanzarnos a clases presenciales o semipresenciales sin antes haber asegurado por lo menos las vacunas para estudiantes y maestros.

Pienso que ese tipo de clases presenciales no se darían hasta pasados los dos primeros bimestres. Quizá hasta después del conocido corte que se da en el mes de julio, por ahora se iniciará con el respaldo de los diferentes recursos tecnológicos.


Ahora que terminó la cuarentena Municipalidad de Maynas no debe descuidar accionar contra focos que posiblemente generen contagios.

El colegio se viene preparando e instalando más de 20 lavatorios en todo el centro. Ya contamos con cinco máquinas de desinfección, entre otras adecuaciones para prevenir el contagio del covid. Entiendo que cada Institución Educativa se está preparando para un posible retorno, pero definitivamente ese retorno no será ni este, ni el próximo mes” anunció el docente.

De otro lado. El magisterio de Loreto también ha sido golpeado en pandemia, empezando por el subdirector del colegio CNI ¿verdad?

-Sí. Lamentablemente tuvimos la pérdida del profesor Manuel Macedo, subdirector del CNI. Y hace dos días murió Gabriela Álamo, profesora de educación física. Hemos perdido a familiares, colegas, ex colegas y ex alumnos. Ahora mismo hay varios maestros hospitalizados o recuperando su salud en sus casas.

Hace unas semanas hubo un periodo de unos 10 maestros de diversos colegios que fallecían de manera diaria. Ahora ha bajado, pero aún hay algunos que siguen mal y ojalá puedan resistir y que el covid no gane la batalla sino los maestros.