Conociendo al pueblo Achuar del Pastaza

Conociendo al pueblo Achuar del Pastaza

El pueblo indígena y originario Achuar del Pastaza, habita de forma ancestral un territorio de aproximadamente 800 mil hectáreas, ubicado al norte de la Amazonía del Perú, en la frontera con el Ecuador. El Pueblo Achuar del Pastaza vive entre las cuencas de los ríos Huasaga, Huituyacu, Manchari, y Morona (afluentes del Río Pastaza). Se ubica en los distritos de Andoas, Pastaza y Morona, provincia del Datem del Marañón, región Loreto.

El pueblo Achuar del Pastaza en base a su libre determinación ha decidido organizarse en la Federación de la Nacionalidad Achuar del Perú (FENAP), que está conformada por tres organizaciones de cuenca: ATI, AIM y ORACH; y a su vez éstas organizaciones tienen como base a 45 comunidades. La FENAP actúa como institución de autogobierno y representación del pueblo Achuar del Pastaza, teniendo como máximo órgano de toma de decisión su asamblea.

PROBLEMA

 El Pueblo Achuar está luchando para que el Estado peruano les reconozca sus derechos intrínsecos, reconocidos en instrumentos nacionales e internacionales sobre esta materia. Esta es una lucha histórica para que el Estado les reconozca: La personalidad jurídica del Pueblo Achuar del Pastaza, representado por FENAP como institución de autogobierno y representación. En la medida que el estado peruano solo pretende reconocer de manera fragmentada a “comunidades nativas” o asociaciones civiles.

La titulación integral de su territorio incluyendo la propiedad de los bosques y ríos que se encuentren allí. El gobierno regional de Loreto solo ha titulado 17 de las 45 comunidades de FENAP. Y los títulos otorgados no comprenden la propiedad de las áreas forestales, sino la “cesión en uso”. La Nulidad del Lote petrolero 64, lote que el Estado peruano ha conformado y concesionado, brindando derechos a terceros sin consulta, participación ni consentimiento previo, libre e informado; también la nulidad de los Lotes 166 y 196 que han sido establecidos inconsultamente, en superposición al territorio del pueblo.

El pueblo Achuar del Pastaza ha cumplido con entregar al gobierno regional todos los requisitos para que se reconozca su personalidad jurídica como Pueblo, desde el año 2011. En el año 2014 FENAP con la asesoría del Instituto Internacional de Derecho y Sociedad (IIDS), ha iniciado un litigio estratégico y el primer paso fue encauzar el proceso administrativo iniciado ante el gorel solicitando el reconocimiento de su personalidad jurídica y la titulación de su territorio integral. Dicho gobierno a través de su gerencia de asuntos indígenas, se ha pronunciado favorablemente a la solicitud de FENAP.

Con fecha 01/04/2015, la gerencia general del gobierno regional de Loreto notificó al pueblo Achuar la resolución gerencial general regional 22-2015-GRL-GGR, en la cual, a pesar de dar cuenta que cumplimos con todos los requisitos, declaró improcedente nuestra solicitud. De esta forma la FENAP agotó la vía administrativa y actualmente está recurriendo a la vía judicial.

El 21/12/ 2017, el Juez del 2º Juzgado Civil de Iquitos emitió una sentencia histórica donde ordenó que se reconozca la personalidad jurídica del Pueblo Achuar del Pastaza y a FENAP como su institución representativa, en cumplimiento con la Ordenanza del Gobierno Regional de Loreto Nº 014-2017-GRL-CR y los estándares internacionales. Asimismo, el juzgado amparó la demanda de «titulación de la propiedad del territorio integral del Pueblo Originario o Indígena Achuar, incluyendo los recursos naturales» y ordenó que los demandados, en coordinación con FENAP, «procedan a la titulación del territorio del Pueblo Achuar».

Al respecto, las entidades demandadas: MINAGRI, MINCUL, PERUPETRO y GOREL; así como las entidades incorporadas al proceso: Ministerio de Relaciones Exteriores, PETROPERÚ y Ministerio de Energía y Minas han apelado la sentencia desconociendo los derechos al reconocimiento de la personalidad jurídica de los Pueblos Indígenas y a la titulación del territorio integral, evadiendo las responsabilidades del Estado peruano para garantizar estos derechos.

EFECTOS

La falta de reconocimiento de estos derechos y el consiguiente impedimento para ejercerlos ha perjudicado y sigue perjudicando al Pueblo Achuar como sujeto colectivo y a cada uno de sus miembros. La falta de reconocimiento de personalidad jurídica imposibilita que el Pueblo sea titular de un registro y pueda ser parte de convenios con instituciones del Estado e instituciones privadas, impide que el Pueblo pueda ser beneficiario directo de donaciones y proyectos de desarrollo. El reconocimiento de la personalidad jurídica por comunidades y no por pueblos, trae como consecuencia la invisibilización de la estructura orgánica del pueblo y en consecuencia es una vulneración a su cultura, tradición y autodeterminación. Además, impide que el territorio del pueblo en su totalidad sea titulado.

La falta de titulación del territorio que ocupa ancestralmente el pueblo Achuar ha ocasionado que el 100% de su territorio haya sido lotizado en incumplimiento de las obligaciones internacionales asumidos por el Estado peruano y solo para favorecer a las empresas internacionales.  El establecimiento de lotes petroleros en superposición a su territorio, vulnerando los derechos a la consulta y consentimiento de los pueblos indígenas, ha ocasionado que empresas petroleras ingresen al territorio del Pueblo, deforesten zonas estratégicas para el inicio de sus actividades extractivas y ha traído constantes enfrentamientos con el pueblo. Esto ha impactado socialmente a sus estructuras orgánicas porque las empresas petroleras buscan dividir al pueblo.

A raíz de la instalación del oleoducto Nor-peruano, que atraviesa el territorio del pueblo Achuar del Pastaza, y del inicio de actividades de exploración y explotación petrolera en una parte del territorio, el Pueblo ha sufrido varios derrames de petróleo que han impactado su territorio contaminando sus tierras, sus ríos, su fauna y la salud de los propios miembros del Pueblo. Esta experiencia negativa derivada de la negligencia de las empresas y la desatención del Estado que nunca fiscalizó ni remedió la contaminación, han traído como consecuencia que el pueblo Achuar del Pastaza en su asamblea, haya decidido no permitir actividades petroleras dentro de su territorio y haya expulsado cinco empresas a la fecha.

DEMANDAS

Que el Estado Peruano garantice: el reconocimiento de la personalidad jurídica de los pueblos indígenas. Que el territorio ocupado ancestralmente por los pueblos indígenas sea titulado en su totalidad en propiedad. El procedimiento de consulta previa libre e informada para los pueblos indígenas, ante cualquier medida administrativa o legislativa susceptible de afectarlos. Que no se ejecuten medidas administrativas o legislativas susceptible de afectar a los pueblos indígenas sin su consentimiento,

Que el Estado peruano declare nulas las concesiones mineras o petroleras que se han otorgado sin consulta previa, libre e informada a los pueblos indígenas, derechos que son imprescriptibles por estar contemplados en los instrumentos internacionales del cual el Estado peruano es parte.

RETOS:

A la fecha está pendiente que la Corte Superior de Iquitos programe una audiencia donde FENAP volverá a enfrentarse con las 9 entidades nacionales, Perúpetro y Petroperú. La Corte deberá resolver las demandas con base en la Constitución Política del Perú y los estándares internacionales de los pueblos indígenas. FENAP espera que los magistrados no se dejen presionar por los intereses de las empresas petroleras, quienes cuentan con la asesoría de grandes estudios de abogados.