Contralor General: “Los miembros de la Junta Nacional de Justicia deben demostrar su idoneidad e integridad”

Contralor General: “Los miembros de la Junta Nacional de Justicia deben demostrar su idoneidad e integridad”

*Agregó que deben pasar exámenes psicológicos, pruebas de confianza y levantar su secreto financiero.

Así lo expresó tajantemente el Contralor General de la República, Nelson Shack Yalta, quien afirmó que: “Candidatos a la Junta Nacional de Justicia deben pasar exámenes psicológicos, pruebas de confianza y levantar su secreto financiero”. En esa línea hizo énfasis en que la norma debe garantizar que personas íntegras e intachables, con destacada experiencia y conocimientos, formen parte de la Junta Nacional que reemplazará al desaparecido Consejo Nacional de la Magistratura.

En el marco de la sesión extraordinaria de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso de la República, el Contralor General expuso la posición institucional de la Contraloría respecto del proyecto de Ley N° 3745/2018-PE, Ley Orgánica de la Junta Nacional de Justicia.  

En la referida sesión, en la que participaron también el Presidente del Poder Judicial,  José Luis Lecaros, el Defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez y el Ministro de Justicia, Vicente Zeballos, destacó la importancia que tiene para la reforma de justicia la adecuada revisión y pronta aprobación de este proyecto de ley.

“Desde la Contraloría nos planteamos algunas inquietudes particularmente sobre la idoneidad de los aspirantes, para asegurar que procesados o sentenciados, agresión sexual u otro delito, con una clara evidencia de desbalance patrimonial, que no paguen impuestos, pensión de alimentos o con sanción administrativa de la Contraloría General, no terminen siendo elegidos miembros de la Junta Nacional”, afirmó Shack Yalta durante su presentación. 

Finalmente, el Contralor General remarcó que las etapas del proceso de selección de quienes integren la Junta Nacional de Justicia, deberían ser cancelatorias.  “El proceso de selección debe considerar tres etapas cancelatorias:  la primera, de evaluación de conocimientos, casos prácticos sobre dilemas vinculados a la ética, así como también evaluación psicológica y psicotécnica; la segunda, la evaluación curricular; y la tercera etapa, la entrevista personal de los candidatos”, declaró Nelson Shack al finalizar su intervención.