Control de los ensayos clínicos y transparencia en la compra, distribución y aplicación de vacunas COVID-19

*Defensoría del Pueblo envía carta a la presidenta del Consejo de Ministros.

Nuestra institución considera de suma importancia que los funcionarios públicos favorecidos de forma ilegal con la aplicación de las vacunas del ensayo clínico mencionado, sean sancionados ejemplarmente, luego de ser sometidos a procesos disciplinarios. Dichos procesos deben desarrollarse con la máxima transparencia, informándose de forma permanente a la ciudadanía sobre qué dependencias tienen a su cargo las investigaciones y su grado de avance.

Ello, sin perjuicio de las investigaciones penales que realice el Ministerio Público, no solo respecto de los funcionarios públicos favorecidos de forma ilegal con la aplicación de las vacunas experimentales sino también de los responsables del inadecuado uso de las mismas.

Ciertamente, al ser un caso de interés público se requiere que el avance de dichas investigaciones, también sean difundidas a la población. Sin perjuicio de lo anterior, se requiere una mayor supervisión y fiscalización respecto de los ensayos clínicos relacionados con la vacuna contra la COVID-19, que se vienen realizando en el país.

Cabe mencionar que, de acuerdo a la información brindada por la exministra de relaciones exteriores a la Comisión Especial de Seguimiento a Emergencias y Gestión de Riesgos de 2

Desastres COVID-19, al 21 de diciembre de 2020, se estarían ejecutando tres ensayos clínicos en el Perú.2

2 Ensayos clínicos en Perú: Sinopharm (12000 voluntarios); Johnson & Johnson y AstraZeneca (5000 voluntarios c/u); Curevac (680 voluntarios). Disponible en: https://gestion.pe/peru/vacunas-covid-mre-sobre-vacuna-covid-de-momento-no-ha-sido-posible-concluir-negociacion-para-compra-de-vacunas-con-pfizer-noticia/

3 Mediante Oficio Nº 0011-2021/DP del 18 de enero de 2021; Oficio No 24-2021-DP/AAE del 12 de febrero de 2021; y, Oficio No 0042-2021/DP del 13 de febrero de 2021.

4 Problemática advertida al Ministerio de Salud mediante Oficio Nº 0042-2021/DP del 13 de febrero de 2021.

Ahora bien, para la Defensoría del Pueblo resulta fundamental que la salida de funcionarios del Ministerio de Salud, Ministerio de Relaciones Exteriores y de otras instituciones debido a sus vinculaciones con el uso ilegal de vacunas del ensayo clínico; así como la ejecución de las investigaciones administrativas y penales que hubiera lugar, no perjudiquen la lucha que el gobierno y la sociedad –en conjunto- deben intensificar en esta segunda ola de la pandemia.

En efecto, se requiere continuar con los procesos de adquisición de las vacunas contra la COVID-19, por lo que las negociaciones pendientes con diferentes laboratorios deben concretarse, suscribiéndose los contratos que aseguren protección para toda la población; así como, culminar con la distribución adecuada del segundo lote de 700 000 vacunas recibidas el pasado 13 de febrero de 2021–que completan el millón de dosis de la vacuna de Sinopharm–siendo inadmisible que durante tres días estos productos hayan permanecido inmovilizados.

En atención a la distribución de la vacuna contra la COVID-19, desde la Defensoría del Pueblo se ha venido insistiendo3 en que se requiere mayor transparencia sobre el sustento técnico y los criterios utilizados para la priorización de los grupos que se vacunarán de acuerdo a las tres fases establecidas en el Plan Nacional de Vacunación contra la COVID-19, así como la correspondiente sub priorización establecida al interior de las referidas fases.

No obstante, a la fecha no se tiene información al respecto, lo cual ha generado situaciones de desorden, incertidumbre y malestar como la advertida entre los trabajadores del sector salud durante el proceso de distribución del primer lote de vacunas4.

Sin perjuicio de lo anterior, en atención al reparto del millón de dosis de la vacuna adquirido a Sinopharm, se requiere de la elaboración de padrones integrados y debidamente filtrados de los grupos poblacionales a vacunar, como el relacionado al sector salud, Fuerzas Armadas, PNP, bomberos, personas adultas mayores en centros residenciales, personal del INPE, entre otros.

Dicha medida, contribuirá a una adecuada organización –disminuyendo los riesgos de corrupción o abuso de poder- y dotará de mayor celeridad al proceso de vacunación, mientras contemos con un número limitado de vacunas.

Ahora bien, en adición a la elaboración de los padrones antes mencionados resulta de suma importancia que éstos sean transparentados para que la población cuente con información de las personas que han recibido o han sido programadas para recibir la vacuna contra la COVID-19 de manera priorizada frente al resto de la población. Para la Defensoría del Pueblo resulta necesario, en atención al apremiante interés público, la difusión de aquellos 3

datos orientados a la identificación del beneficiario o beneficiaria de la vacuna, cuidando de no divulgar datos adicionales que pudieran afectar su intimidad personal y/o familiar, en una correcta armonía entre el interés público y la protección a los datos personales.

Cabe recordar -por ejemplo- que durante las votaciones los padrones electorales están sujetos a la transparencia, sin que la publicación del nombre y DNI en los locales de votación implique una vulneración a su derecho a la intimidad personal. Del mismo modo, en la Defensoría del Pueblo consideramos que el acto de priorizar a ciertas personas en el orden de la vacunación debe estar sujeto a la publicidad debido a que se trata del acceso a un medicamento de interés público.

Además, el referido pedido se sustenta en que el proceso de adquisición y distribución de vacunas contra el SARS-CoV-2, así como su disponibilidad y el esquema de vacunación, fue declarado5 de necesidad pública e interés nacional, siendo que dicho interés no solo se encuentra sustentado en la inversión de recursos públicos, sino también en la repercusión y beneficios que tendrá para todos los peruanos y peruanas.

5 Mediante Ley Nº 31091, Ley que garantiza el acceso al tratamiento preventivo y curativo de la enfermedad por coronavirus SARS-COV-2 y de otras enfermedades que dan origen a emergencias sanitarias nacionales y otras pandemias declaradas por la Organización Mundial de la Salud.

6 A través del Informe de Adjuntía Nº 002 2021 DP/AAE “Recomendaciones de emergencia ante la escasez de oxígeno durante la segunda ola de la pandemia por COVID-19 en el Perú”, disponible en: https://www.defensoria.gob.pe/informes/informe-de-adjuntia-n-02-2021-dp-aae/ ; y Oficio Nº 0039-2021/DP del 11 de febrero de 2021, disponible en: https://www.defensoria.gob.pe/wp-content/uploads/2021/02/Oficio-N%C2%B0-0039-2021.pdf

En relación a lo señalado anteriormente, la transparencia y rendición de cuentas se convierten en herramientas necesarias e indispensables para brindar legitimidad y democratizar, en este caso, el procedimiento de asignación priorizada de vacunas; así como permitirá una correcta fiscalización y participación ciudadana, orientados a evitar posibles situaciones de abuso de poder o actos de corrupción.

Otro aspecto de suma importancia es continuar con las acciones destinadas a mitigar los efectos de la COVID-19, priorizando aquellos que afectan la alimentación, la economía de las familias y, desde luego, las atenciones de la salud. Por ello, exigimos que se asegure la distribución de alimentos, se entreguen rápidamente los bonos, así como se evite la escasez de camas UCI y oxígeno medicinal.

En atención al oxígeno medicinal, preocupa que luego de un año de iniciada la pandemia, el Estado no haya logrado garantizar el abastecimiento suficiente y constante de oxígeno, producto que resulta imprescindible en el actual contexto y de cara a una tercera ola de contagios que afrontaremos este año.

En atención a ello, desde la Defensoría del Pueblo se han remitido, a diversas autoridades competentes, un conjunto de recomendaciones con el objeto contribuir con alternativas para solucionar el grave problema de abastecimiento de este gas medicinal indispensable en el tratamiento de las personas con COVID-19, las cuales reiteramos.