Controversia por un crucifijo

Controversia por un crucifijo

*En el hospital regional.

En los hospitales públicos hay cosas que ocurren en macro y otras en micro que a veces separa a la patronal de los trabajadores.

Hace unos días se encendió la controversia porque de la noche a la mañana retiraron el crucifijo tallado en madera palisangre, ubicado desde el primer día de la inauguración del nosocomio; para colocar uno nuevo de yeso.

 

Capilla donde a diario entran las personas a orar por su salud o de sus seres queridos. A falta de uno, contaban con dos crucifijos. Horas más tarde un joven llegó a retirar uno de los cristos.

El sindicato levantó su voz de protesta pidiendo que nuevamente se coloque el crucifijo de madera. Tal como ocurrió el día de ayer. Se pudo conocer que un grupo de oración donó el cristo al hospital. Preguntaron si lo deseaban en el área de los pacientes vulnerables como son los de Hemodiálisis, ahí dijeron que sí, pero no les llevaron. Más bien lo colocaron en la capilla, lo que molestó a otros.

Al final se vio que un joven ingresaba con sus herramientas a retirar el cristo de yeso para nuevamente poner el antiguo de palisangre. Es de suponer que el de yeso sería llevado a Hemodiálisis.

¿Quién puede sacar a los perros sarnosos del hospital?

De otro lado, sería oportuno que alguien tome acciones respecto a los perros sarnosos que andan orondos por ese centro hospitalario. Entrar a la capilla, en vez de recibir la palabra de Dios, se recibe un olor fétido porque los perros se meten debajo de las bancas. Otros igual, andan por el ascensor o donde se les ocurra. Que eso cambie.