Convenio FERRY debería ser reevaluado

Convenio FERRY debería ser reevaluado

*Servicio no está operando como esperan los clientes.

*Teniendo en cuenta que es subvencionado por el gobierno debería ser una atención de primera.

La atención de los jóvenes al interior del Ferry, sí es de resaltar. Buen trato y atención significativa para todos. Los que realmente deberían reevaluar el servicio operativo en sí del famoso Ferry, son los propietarios puesto que el yate de ida y vuelta por el bajo Amazonas, tuvo problemas.

Primero un ruido muy fuerte y después la parada que dejaba sin potencia a la Nave. A la ida dijeron que eran los palos del río y que la empresa estaba enviando una pieza para el motor averiado. Al retorno que nuevamente los palos habían ocasionado su parada. ¿Y entonces por qué los troncos del río no paralizaron las otras lanchas que pasaban altaneras a un lado del Ferry plantado?

Otro tema que sí viene preocupando mucho, es respecto a qué en el convenio firmado con el gobierno, donde éste le subvenciona al Ferry por más de un millón de soles al mes, está escrito que la nave tiene que entrar a recoger los pasajeros al distrito de Pebas (o Pevas), por la zona del Ampiyacu, pero no lo hace.

Servicio Ferry, de ida y de vuelta tuvo fallas en su operatividad. Según el convenio, debería ingresar a recoger a los pasajeros a Pebas, no lo hace.

Los 15 pasajeros, porque no les dan más cupos a Pevas, tienen que estar a las 10 y 30 a.m. en la plataforma del distrito, de ahí abordar un bote que no cuenta con un solo salvavidas, pagar tres soles para que los lleve hasta el río Amazonas, justamente hasta la plataforma de la base de Pijuayal. La disculpa que dieron fue que estaba bajo el río, pero ahora que está crecido tampoco entra.

Claudia Canales, una consultora que desarrolla labores relacionadas al arte en la Amazonía, se quejó agriamente ante el capitán de la nave. “Es un altanero y un matón, le he reclamado diciéndole qué cómo puede arriesgarnos de esa manera, tomar un bote inseguro, incómodo y sin salvavidas hasta esta plataforma, si ellos están obligados por convenio ingresar a Pebas a recogernos ¿quiénes son los que controlan este transporte que no hacen nada?

Pasajeros se arriesgan al subir en una plataforma ubicada en la base de Pijuayal.

El jefe de la nave me ha respondido que para que vengo en este servicio, que así es y que deboantes de embarcarme en la nave. Eso es algo insolente e insólito. Yo me voy a quejar en Lima ante INDECOPI y también ante el ministerio de cultura, turismo porque este mal servicio está perjudicando totalmente al sector. ¿Quién va a querer arriesgar su vida yéndose en un bote hasta una plataforma insegura también a tomar el Ferry?

Otro de los puntos también es respecto a quienes venden al interior del Ferry, una gaseosa 3 soles, un chupete shambo 4 soles, un platanito un sol, una torta 5 soles, una empanada 6 soles. La gaseosa está más barata en San Pablo y el mismo Pebas, que en el Ferry. El almuerzo a la ida todo bien, pero al regreso de Santa Rosa, lo sirven como a las 11 de la mañana, antes de llegar a Pevas, luego la gente que sube ahí ya no se beneficia con nada y tiene que terminar comprándole a los dueños del “quiosco”.

Buena plata subvenciona la nave tanto así, que en enero los propietarios empresarios conocidos de Iquitos, están pensando en traer otra embarcación. Que han mejorado las condiciones del traslado de pasajeros a la frontera, en comparación a las lanchas, sí ha mejorado. Pero debe superar más situaciones para que se pueda decir que es un servicio excelente, bueno. Esto porque hay dinero del gobierno para que así sea, por lo que el pasajero está en su justo derecho de reclamar.