Coordinador del COER se cree que está en la Marina de Guerra

Coordinador del COER se cree que está en la Marina de Guerra

*Reunión de emergencia fue convocada para el último sábado, coordinador Róger Mera Aro, no se hizo presente.

Al parecer el mencionado coordinador se siente absolutamente seguro en el cargo encomendado por la autoridad regional ya que ni siquiera asistió a la reunión de urgencia convocada para el último sábado 17 de febrero. A la misma reunión se convocó a todos los gerentes y sub gerentes para analizar temas de la gestión. El dueño de casa (COER-ubicado por el km 9.5 de la carretera Iquitos-Nauta), no estuvo presente.

Y algunos compañeros de trabajo apuntan que esa misma conducta de desinterés, la viene mostrando desde hace meses. Además, qué las veces que trata con el personal, lo hace de forma casi castrense (el coordinador es personal en retiro de la Marina de Guerra). “El señor confunde a una institución pública civil con una institución pública militar” expresan algunos.

Otro cuestionamiento que le hacen es que ha delegado funciones a su compañero de niñez, ahora también servidor del COER, Luis Gálvez Gálvez, quien vendría manipulando el reloj electrónico prácticamente a diario con tal de que no le hagan los descuentos correspondientes al llegar tarde, un hecho que se puede fácilmente corroborar al cruzar información con el cuaderno de ingreso de los trabajadores que permanece en la garita de control de la entidad.   Lo que estaría haciendo Gálvez, es una falta muy grave por lo que ameritaría una sanción drástica.

Reloj electrónico del COER estaría siendo manipulado por mal trabajador.

Parte de los trabajadores están mortificados con la conducta de los mencionados funcionarios, ya que vienen haciendo esos desajustes, mientras que ellos tienen que salir a las seis de la mañana de sus casas, para luego ir hasta la sede del gobierno regional y de ahí ser trasladados hasta el local del COER, llegando pocos minutos antes de las 7 de la mañana. No les dan prórroga alguna sabiendo que el local está ubicado fuera de la ciudad.

La poca presencia del jefe de COER Róger Mera Aro, viene siendo observada desde el año pasado. Llega un rato y sale en la camioneta de la entidad, para luego retornar casi a la hora de salida de la institución. Tampoco estuvo en la chocolatada que la entidad hizo para los niños humildes de la zona. Solo donó algunos regalos. “El hecho que el jefe entre cuando se le da la gana y salga por tiempo amplio a la calle, ha hecho que parte del personal del Coer, se muestre un tanto relajado, sin que le den importancia a la gestión que les ha dado la oportunidad de laborar” señalan.

Habría que recordarles lo que manda el Capítulo X de las obligaciones y prohibiciones de los servidores, en el marco de la Ley de la carrera administrativa 276 y su reglamento 005-PCM-90: “Artículo 128.-Los funcionarios y servidores cumplirán con puntualidad y responsabilidad el horario establecido por la autoridad competente y las normas de permanencia interna en su entidad”.

Finalmente, dan a conocer un hecho que los irritó en demasía, el mismo que habría ocurrido el último 8 de febrero. “El coordinador llegó a las 2 de la tarde, regresamos después de las 4 p.m., al hacerlo el coordinador ordenó al chofer que nos llevara (en la movilidad) por Cardozo (calle las Américas), donde estuvimos parados por espacio de 30 minutos, en pleno sol mientras que Róger Mera Aro, inspeccionaba la obra de su casa que están armando en esa calle. Un abuso total contra nosotros, como si fuéramos unos muchachitos” contó la fuente.