¿Corrupción en el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana?

*Secretario del sindicato de trabajadores le sale al frente al actual presidente encargado.

*Estarían dilapidando el poco presupuesto del instituto en consultorías fantasmas.   

Hace pocos años el IIAP que antes gozaba de autonomía, fue absorbido por el centralismo limeño. Sacaron a muchas personas, que valgan verdades, también habían generado que se tomen medidas drásticas en cuanto a la marcha de ese instituto. Venían haciendo y deshaciendo (despilfarrando) con el presupuesto del IIAP sin que sus decisiones contribuyan a un mejor avance tecnológico en bien de la Amazonía.

Sin embargo, parece que el remedio fue peor que la enfermedad ya que desde esa fecha han venido colocando a funcionarios que la colectividad amazónica, ni siquiera sabe quiénes son. Y lo que es peor, se conoce que vendrían dilapidando el poco presupuesto con el que cuenta ahora ese instituto.  

Hace pocos días el actual secretario del sindicato de trabajadores del IIAP Napoleón Vela Mendoza (investigador agronómico), ha emplazado al presidente encargado del IIAP Pablo Eloy Puertas Meléndez, pidiéndole explicaciones rápidas sobre una serie de hechos irregulares que estarían registrándose al interior del IIAP.

Napoleón Vela, le indica a Pablo Eloy, que la mayoría de trabajadores (varios han sido despedidos pese a contar con 8 a 15 años CAS) se sienten defraudados y decepcionados de su gestión. “Sentimos que no hemos avanzado en la recuperación del liderazgo en investigaciones que el IIAP tenía años atrás. Esta gestión ha empezado a desviarse en los últimos tiempos. Por eso esperamos que el presidente encargado responda a nuestras interrogantes, de lo contrario lo tendrá que hacer ante las autoridades competentes” dice Napoleón.  

Cuestiona que el 80% de los resultados de las investigaciones favorecen a intereses de universidades e instituciones extranjeras, cuyos resultados se muestran en artículos científicos publicados en inglés y solo el 20% se orienta tibiamente a generar alguna tecnología tangible para el interés del poblador amazónico.

Siendo que quienes trabajan en esos proyectos son trabajadores del IIAP, pagados por el IIAP por lo tanto los resultados de sus investigaciones deben estar orientados a favorecer a la colectividad amazónica y los artículos deberían estar escritos en español para que puedan acceder.    

Agrega que el 24 de noviembre de 2020, se vio la orden de servicio 0046 para contratar los servicios de consultoría a fin de transcribir y organizar información científica y tecnológica producida sobre conservación de biodiversidad biológica y manejo de recursos naturales en contribución al desarrollo sostenible de la Amazonía peruana para el bienestar de las poblaciones amazónicas que constituye sustento de la hoja de ruta política del IIAP y del sector en beneficio de la población amazónica.


IIAP está de mal en peor. Una pena bien grande ver en lo que se ha convertido actualmente.

Todo un nombre rimbombante que le colocaron a la auditoria por la que pagaron 16 mil soles en dos armadas. Y solo por un trabajo de 40 días que contaba con toda la base de datos que ya existe en el IIAP. Qué descaro.

En cuanto a los trabajos entregados por los 16 mil soles, su primer producto ha sido el informe técnico con información científica producida durante la gestión transitoria del IIAP, ordenada y clasificada de manera sistemática. Y el segundo entregable dice ser sobre información técnica basada en información científica con ayuda memoria de la gestión transitoria del IIAP y sustento de propuesta de política institucional y sectorial en coordinación con el presidente ejecutivo.

Como bien dice el secretario del sindicato; una información ambigua en contenidos y que no demuestra cuál ha sido la importancia e imperiosa necesidad de hacer esa consultoría y que el no hacerla, pondría en riesgo la consecución de los objetivos trazados por la institución.

“Y se quiere saber de qué manera contribuye a mejorar la calidad de las investigaciones y funcionabilidad de las instituciones. Si era muy necesaria por qué no se utilizaron los repositorios de información existentes en el IIAP.

No existen acaso direcciones de investigación y profesionales en la institución con la suficiente experiencia y capacidad a los que le pudieron encargar el trabajo sin que ello irrogue mayores gastos a la institución. Más aún que en momentos en que han convocado a esa consultoría el IIAP tenía un déficit financiero de alrededor de 20 mil soles en fuente del canon petrolero” le interroga Napoleón a Pablo Eloy

Y al parecer la consultoría fue convocada por el lado del gerente general Ciro Navarro Silva.  “¿Hacer pasar un trabajo del personal de la institución como si hubiera sido producido por un locador y con ello se beneficie económicamente, acaso no es un delito?” le preguntan.

Igual le cuestionan la compra de pasajes Lima-Iquitos-Lima pagados por el IIAP para el gerente general Ciro Ángel Navarro Silva, siendo que su labor está en Iquitos. Y como al parecer no quiere estar en esta ciudad y tampoco quiere hacer su trabajo remoto desde su vivienda; resulta que ha encargado la responsabilidad de sus firmas por comisión de servicio al asesor jurídico de ese instituto Juan José Chibuya. No tiene esa responsabilidad, pero pese a ello, su sueldo no se ha visto disminuido. 

También indican que mientras que por un lado de manera arbitraria y prepotente han botado a la calle a varios trabajadores CAS que tenían años de servicio y mucha experiencia, están haciendo ingresar a un grupo de gente.

Como a Beteta Albinagorta Ángel Lizardo, a una plaza por 40 días calendarios como asesor de asesoría jurídica, con un pago nada despreciable de 10 mil soles en dos armadas. Así también a Antunez Correa Miguel, para la alta dirección. ¿Por qué sacar a personal con capacidad y reconocida experiencia para generar el ingreso de otros que llegan a experimentar?   Qué triste realidad por la que ahora atraviesa el IIAP, por eso es que hace tiempo identificaron que se habían perdido varios equipos valiosos de diversas oficinas sin que nadie responda hasta ahora.