“Hay que darle a la ciudad el toque cosmopolita como existe en otras partes del mundo”

“Hay que darle a la ciudad el toque cosmopolita como existe en otras partes del mundo”

*Expresó el empresario Carlos Acosta, como un atractivo para que los turistas visiten más la ciudad.

Porque es de público conocimiento que muchos turistas llegan del aeropuerto, al hotel y de ahí parten a internarse a la selva. Llegan hastiados de ciudades bonitas, pero llenas de concreto y fierro por lo que quizá ansían vivir días rodeados de naturaleza.

Por ello, se hace difícil el convencerlos que se queden paseando por Iquitos, una ciudad cuyo ornato luce abandonado, caótica en su tránsito y con calles llenas de huecos. Sin embargo, un grupo de empresarios se ha propuesto cambiar poco a poco ello, y lograr que los turistas cuando lleguen vean una mejor ciudad y decidan quedarse algunos días en ella.

“Existe un consorcio de empresas de turismo que quiere darle otro énfasis al tema urbanístico a esta ciudad, con circuitos turísticos. Para que Iquitos sea una ciudad atractiva y no solo la selva. Creemos que hay que darle a la ciudad el toque cosmopolita como ocurre en todas las ciudades del mundo.

 

Empresario Carlos Acosta, tiene expectativa turística con el cambio de autoridades.

Nos hemos reunido con funcionarios de la dirección desconcentrada de cultura para impulsar un proyecto con las rutas turísticas. El sector privado está para apoyarles en la recuperación del centro histórico” expresó Acosta.

De otro lado, dio a conocer que hay expectativas en el ingreso de nuevas autoridades y que esperan que apoyen mucho al turismo, que se preocupen por hacerlo vivo, porque a nivel nacional se conozca más y atraigan a más visitantes. Que le den impulso al turismo sin chimenea.

Algunas autoridades como Sanjurjo Dávila, futuro alcalde de Maynas, ya los ha convocado para conocer la problemática del sector, mientras que el futuro gobernador los convocó a fin que le propongan nombres de personas que conozcan el sector turismo en Loreto.

Las nuevas autoridades tienen cuatro años para cambiar esta ciudad y región, de lo contrario todo seguirá igual y eso significaría continuar en el atraso, en el abandono, en la postergación turística.