Débil sanción para funcionarios inmersos en presunta sobrevaloración de sillas de ruedas

Débil sanción para funcionarios inmersos en presunta sobrevaloración de sillas de ruedas

*Hecho fue denunciado en setiembre del año 2016.

*Después de dos años sacan el informe final 003-2018 el mismo que estaría arreglado, según el dirigente Vicente Cubas.

*Entidad que adquirió sillas, mesas para exámenes médicos y otros, fue el hospital regional de Loreto.

Las adquisiciones fueron hechas en el mes de agosto 2016, sin embargo, la denuncia fue conocida públicamente y hecha ante el Órgano de Control Institucional en el mes de setiembre 2016. Se publicó en esa época:

“El hospital regional adquirió sillas de ruedas al “Grupo JHS SAC” (Av. Brasil 237/Lima) por la suma de 880 soles cada una. Un total de 8,800 soles por diez sillas (cada silla de ruedas en el mercado máximo llegaba a 400 soles). Por cada mesa para exámenes médicos pagó 999 soles. Un total de 5,994 por seis mesas. Por cada porta-suero metálico rodable pagaron 580 soles. Un total de 5,800 soles por las 10 unidades adquiridas. Por todos los artículos médicos el Hospital Regional gastó 20 mil 594 soles a través de adquisición sin procedimiento” se mostró. Además de otras adquisiciones hechas con cifras bastante sospechosas de sobrevaloración.

Local comercial en Lima, que vendió sillas de ruedas al hospital regional. Adquisiciones sobrevaloradas que después de dos años serán sancionadas, pero no a las cabezas, sino a asistentes administrativos.

Hace poco se ha conocido el Informe Final 03-2018 trabajado por la secretaría técnica del hospital regional a cargo de la Abog. Ederly Grandez, donde se sanciona benevolentemente a Socorro Villacorta (jefa de adquisiciones) y al jefe de logística de ese entonces Aníbal Suyón, a ambos les suspenden un mes sin pago de remuneraciones.

Así también suspenden a José Pinedo Sevillano, auxiliar administrativo en el 2016. A diferencia de los jefes a él la administradora Rosalina Arévalo, colocó tres meses sin pago de remuneraciones. Para muchos el informe final 03, vendría a ser un informe arreglado para proteger a los verdaderos responsables de esas compras sobrevaloradas.

“Acá presentaron una contra proforma que no fue emitida por dos empresas, eso significaba que las empresas no habían sido cotizadas. Entonces si no cotizaron alguien ha tenido que falsificar el documento. De eso le echan la culpa al auxiliar administrativo José Pinedo, cuando él no hizo ninguna cotización, él preparó la orden de compra y esa orden luego va por un circuito que es el almacén, logística para que de ahí pase a economía.

La jefa de adquisiciones Socorro Villacorta, en su defensa dijo que Pinedo tenía la labor de cotizar y eso es falso. Él cotizaba en el año 2015 en el año 2016 ya no. En ese año estaban Klaus López y Jeferson Montes. Acá la falencia o el interés de ese informe técnico arreglado 003 es que no ha determinado quiénes fueron los cotizadores. No han hecho bien una investigación pese a que han tenido dos años para hacerlo, hay una serie de incoherencias ahí” mencionó Vicente Cubas.

Finalmente, habló sobre las adquisiciones hechas con monto sobrevalorado que ahora ya no sirven.

Vicente Cubas, dirigente de Fenutssa regional, exige que se sancione a los verdaderos responsables.

“Pese a que se compraron a precio sobrevalorado ahora solo hay tres sillas por emergencia y están que se caen a pedazos, están en malas condiciones por lo que nosotros exigimos que se sancione bien a los responsables directos, a los que están en la cúpula administrativa de este hospital.

Siguen las mismas costumbres en el área administrativa desde la época en que era director del hospital Martín Casapía, donde se beneficia no sabemos a quiénes, si es a los operadores de las adquisiciones, a los jefes o a los directores. Hay que pensar de esa manera porque de un día para otro no pueden variar los precios de los productos que adquieren.

Los trabajadores y el gremio sindical estamos cansados de esta situación, el perjudicado acá es el usuario. Ese informe benévolo lo que quiere es salvar al administrador, al director general y al director técnico. A ellos no les pasa nada por eso pienso que el gobernador Meléndez Celis, debe tomar cartas en el asunto de lo contrario la federación de salud lo hará” finalizó Cubas.