DUEÑA DE EMPRESA GUIULFO QUE DEFRAUDÓ AL ESTADO ACTUALMENTE ES SEGRETARIA GENERAL DE LA PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS

DUEÑA DE EMPRESA GUIULFO QUE DEFRAUDÓ AL ESTADO ACTUALMENTE ES SEGRETARIA GENERAL DE LA PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE MINISTROS

Esto porque siempre ha sabido reciclarse en los altísimos puestos de los diferentes gobiernos del Perú a través de altos funcionarios que bien conocen su historia pero que la blindan, quien sabe por qué oscuros intereses. ¿Acaso PPK no está enterado de quién se trata? Claro que lo sabe porque él mismo firmó la Resolución de designación el pasado mes de julio 2016.

María Soledad Giulfo.

La empresa familiar de la asesora antes del MEF, hoy secretaria general de la PCM, Marisol Guiulfo, defraudó al estado por 4 millones de dólares. La empresa Guiulfo, en una época tuvo relevancia en el quehacer diario de los loretanos, sobre todo en Iquitos. Molinera Iquitos Guiulfo S.A. se fundó en 1960 y era del padre y tíos de María Soledad Guiulfo, hoy altísima funcionaria de Pedro Pablo Kuczynski, en la PCM. Producían fideos, harina y pan para la selva. Era una fuente de trabajo importante pero luego cayó en desgracia, por lo que la empresa tuvo que solicitar un préstamo colocando a la fábrica de fideos como garantía.

“NO ERAN CUYES…ERAN RATAS…”

Leímos hace poco en una pared de la capital y en realidad –pensamos- el olfato del pueblo es increíble para resumir las cosas chuecas. La historia crediticia negra que hasta el día de hoy tiene vigencia por ser María Soledad, una alta funcionaria del gobierno actual quien se recicla en altos cargos a través de diferentes gobiernos; merece ser expuesta en Loreto para conocer la vena de algunos empresarios quiénes no tienen reparos en hacer préstamos que luego no pagan y sobre todo, atentando contra los intereses de miembros de las FF.AA.

Resolución del gobierno actual PPK, nombrando a María Soledad Giulfo.
Resolución del gobierno actual PPK, nombrando a María Soledad Giulfo.

Tema publicado en el Diario Expreso. “Una empresa familiar de María Soledad Guiulfo, -actual Presidente del Comité de Proinversión en Proyectos de Infraestructura Portuaria (PORPUERTOS)-, defraudó a la Caja de Pensiones Milita-Policial por más de 4 millones de dólares durante el gobierno de 1990-2000. Época del ex presidente -hoy encarcelado- Alberto Fujimori.
La compañía Molinera Iquitos S.A. de propiedad de su padre, Jaime Guiulfo Suarez y sus tíos, Carlos y Javier Rafael, logró en el año 1991 un préstamo de La Caja por más 3 millones 200 mil dólares, durante el Gobierno de Fujimori y cuando María Guiulfo Suárez – Durand era Gerente Financiera de esa empresa, según su Hoja de Vida publicada en el portal del FONAFE.
María Guiulfo es una antigua funcionaria del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), que en 1995, ingresó a la Oficina de Normalización Previsional (ONP) adscrita al MEF, se desempeñó como Gerente Administrativo, de Finanzas y llegó a la Gerencia General, durante el gobierno de Alejandro Toledo el 2002, y luego siendo asesora del MEF junto a Cecilia Blume, en el año 2004, eliminaron la cédula viva del D.L. 20530. Sin embargo, no pudieron tocar las pensiones de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú.
Durante este gobierno, Guiulfo fue Jefe de Gabinete del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, en dos ocasiones fue viceministra de Economía, y actualmente integra el Directorio de la Autoridad Nacional Portuaria (ANP). Es asesora del MEF para intentar liquidar el sistema de pensiones de las FF.AA y PNP y recientemente la ministra Mercedes Araoz, la designó como Presidente del Comité de Pro-inversión en Proyectos de Infraestructura Portuaria (PROPUERTOS), es decir, María Guiulfo, será la encargada de vender nuestros puertos.  

María Soledad Giulfo, fue designada como secretaria de la PCM en este gobierno de PPK.
María Soledad Giulfo, fue designada como secretaria de la PCM en este gobierno de PPK.

Historia del fraude.
Pero, muy pocos saben que una empresa familiar de María Guiulfo, ha defraudado a la Caja de Pensiones Militar – Policial por más de 4 millones de dólares durante el gobierno del 1990-2000.
La compañía Molinera Iquitos S.A. de propiedad de su padre, Jaime Guiulfo Suarez y sus tíos, Carlos y Javier Rafael, logró en el año 1991 un préstamo de La Caja por más 3 millones 200 mil dólares, cuando María Guiulfo Suarez – Durand era Gerente Financiera de esta empresa, según su Hoja de Vida publicada en el portal del FONAFE.
Este crédito por falta de pago fue refinanciado el 26 de enero de 1994, cuando la Caja era plenamente manejada por Vladimiro Montesinos, y que según el informe de la Comisión Parlamentaria encargada de investigar los delitos económicos y financieros del gobierno del 1990-2000. -que presidió Javier Diez Canseco-, se aprobó la refinanciación de esta deuda “…sin observación alguna, ni requerir por lo menos la tasación por parte de la Caja del inmueble ofrecido en respaldo de su inversión que les certifique el valor del mismo, teniendo en consideración que sobre él ya pesaba otra hipoteca, además que se otorga un plazo de 10 años, con la crítica situación financiera de la empresa…”. 
Lo que se presta a suspicacia de esta operación, en la que está involucrada la empresa familiar de la actual asesora del MEF, María Guiulfo, es que cuatro meses después que la Caja aprobara el refinanciamiento de la deuda, su empresa familiar ingresa a INDECOPI  para declarar su  insolvencia.
Con esto queda demostrado que dicha empresa no presentó las garantías suficientes para que se apruebe su refinanciamiento, lo cual evidencia que hubo una concertación entre malos  funcionarios de la Caja y los dueños de esta Empresa para lograr un acuerdo de financiero que perjudicó a los intereses del Estado.

Banco de Comercio.
Pero esta empresa de la familia Giulfo, también debía 1 millón 100 mil dólares al Banco de Comercio, cuyo accionista mayoritario también es la Caja, y que en esa época era manejado por los testaferros de Vladimiro Montesinos.
Además, la empresa Molinera Iquitos S.A. debía al ex Banco Continental, entonces de propiedad del Estado,  la suma 4 millones 500 mil dólares, la cual pasó  como cartera pesada al FONAFE.
Todas estas deudas por más de 9 millones de dólares no han podido ser cobradas por el Estado, por interminables procesos judiciales que hasta la fecha no concluyen.
Lo que llama la atención es que esta alta funcionaria del MEF -desde el año 1995 ha desempeñado cargos muy  importantes en este ministerio- se muestre siempre a favor de liquidar el sistema de pensiones administrado por Caja Militar Policial, cuando su familia ha contribuido en cierta medida a su actual bancarrota.
No debemos olvidar que la ministra de Economía (en esa época), estaba convencida de la propuesta de su asesora, porque el pasado 10 de febrero planteó la eliminación de la cédula viva de los militares, la elevación de la edad de la jubilación para los oficiales y subalternos, etc.

Salvada.
Por otra parte, Guiulfo ha sido muy afortunada pues -pese haberse emitido el Informe Especial Nro. 336-2008-CG/EA-EE de la  Contraloría General de la República que le encontró responsabilidad penal por su actuación en la ONP, específicamente por el  delito de concusión sancionado en el artículo 382 del Código Penal-, la 1ra. Fiscalía Provincial Especializada en Control Gubernamental no ha podido denunciarla penalmente por un error formal, pues el citado Informe no llevó la firma del titular de la CGR, ya que en esa fecha, había concluido el mandato de Genaro Matute y el Parlamento no había nombrado al nuevo contralor.
El 26 de enero de este año, la Fiscalía ha solicitado al Procurador de la Contraloría que cumpla con subsanarse este error formal, lo cual no habría ocurrido hasta la fecha, y de no corregirse esta situación la denuncia será  archivada definitivamente. ¿Permitirá esto Fuad Khoury?

Proveedora del Estado.
Asimismo Guiulfo, pese a sus recargadas labores en el MEF, ha podido dedicarse a su empresa Guiulfo Textil S.A. En esta empresa, según el portal de la SUNAT, Guiulfo aparece como directora de la misma -desde octubre de 1989 a la fecha- junto a su hermana Ana María y Florencia Vidalina Alvarado Barrientos.
Además Guiulfo Textil S.A ha tenido la suerte de ser proveedora de los ministerios de Educación (2002) y del MINCETUR el año 2005.
Por su parte, su socia Florencia Vidalina Alvarado Barrientos durante los años 2002 y 2003 ha sido proveedora del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento. Por ambos años cobró un total de S/. 30 mil 748.

María Guiulfo responde:
“Empresa garantizó el préstamo con la fábrica”

María Soledad Guiulfo, respondió a EXPRESO que “ése es un préstamo que la Caja de Pensiones Militar Policial le hizo a la empresa Molinera Iquitos Guiulfo S.A., que era de mi padre y de mis tíos y se fundó en 1960. La empresa se dedicaba a producir fideos, harina y pan para la selva. La empresa garantizó el préstamo con toda la fábrica de fideos”.
Sin embargo, no dice que el inmueble dado en garantía, ya tenía una primera hipoteca por 4 millones de dólares a favor del Banco Continental y que tampoco se dispuso una tasación de dicho inmueble, lo cual ratifica que existirían indicios de una concertación entre funcionarios de la Caja y los dueños de la Empresa para defraudar los intereses del Estado.
Según ella “Molinera Iquitos era una empresa bien rankeada y los demás bancos también le daban préstamos, no sólo la Caja de Pensiones Militar Policial. En el año 1994, cuando se liberaliza el mercado, la empresa cae en un problema de liquidez y mi padre decide meterla a reestructuración”.
“Los bancos y la Caja de Pensiones Militar Policial aceptan y van a INDECOPI, para eso la Caja y los bancos ya tenía las garantías, todo estaba garantizado. Van a INDECOPI, toda la familia se sale de la empresa, la toma un directorio independiente y, hasta que yo supe, la empresa fue reestructurada. Esta reestructuración fue aprobada en su totalidad en INDECOPI por todos sus acreedores”, señaló.
Agregó que “incluso la Caja votó a favor, porque si hubiera pensado distinto entonces votaba en contra y agarraba la garantía que tenía, la liquidaba y se cobraba”.
Guiulfo sostuvo que “después que se aprobó la reestructuración, ya la empresa la manejó un directorio independiente –como tiene que ser- y después tuvieron problemas con la apertura del mercado, como también tuvieron problemas las otras molineras”.
Sin embargo, no dice, que los funcionarios de la Caja son cuestionados justamente por aprobar refinanciar la deuda de su empresa familiar sin tener las garantías suficientes y que era obvio que los iban a respaldar en sus trámites ante INDECOPI, teniendo en cuenta que acogiéndose a un plan de reestructuración gozarían de una protección patrimonial contra la ejecución de embargos.

Por eso, la actuación de estos malos funcionarios de la Caja, confirmarían la concertación entre la Caja y los dueños de la empresa para defraudar al Estado.
Respecto de lo dicho por la comisión del Congreso que investigó los delitos financieros durante la década del fujimorismo –que concluye que se aprobó  la refinanciación de la deuda de Molinera Iquitos sin observación alguna ni requerir por lo menos la tasación por parte de la Caja del inmueble ofrecido en respaldo de su inversión que le certifique el valor del mismo-, Guiulfo dijo que no había leído el informe de la comisión que presidió Javier Diez Canseco.
Del préstamo otorgado por el Banco de Comercio a Molinera Iquitos, Guiulfo dijo no saber del tema.
Acerca del informe de Contraloría que le encontró responsabilidad penal por su actuación en la ONP, por el presunto delito de concusión sancionado en el artículo 382 del Código Penal-, y por el que la 1ª. Fiscalía Provincial Especializada en Control Gubernamental no pudo denunciarla penalmente por un error formal, ya que el citado informe no llevó la firma del titular de la CGR, Guiulfo señaló que “en este caso hay el sustento de una addenda que se firmó con toda la base legal”.
“He ido al Poder Judicial –junto a otros 30 involucrados- y hemos hablado. El tema ha sido totalmente legal. Me imagino que cuando subsanen el tema de la firma del contralor vamos a tener que volver a ir al PJ y volver a explicar el tema, para lo cual no tengo problema”, apuntó.
Sin embargo, hay que recordar, que por este caso ni siquiera llegó al Poder Judicial,  porque por un error formal ni la Fiscalía pudo denunciarla penalmente, lo cual esperamos sea subsanado por el actual Contralor General de la República, y otra cosa que no dice,  María Guiulfo, es que  la  ONP es la entidad agraviada, y que está depende del Ministerio de Economía y Finanzas, donde ella ha desempeñado cargos importantes, inclusive el cargo de Vice Ministra Economía, y que pudo influenciar para que los funcionarios de la ONP no pongan mayor celo en el trámite de esta denuncia penal.
Sobre el tema de la empresa Guiulfo Textil S.A. en la que -según el portal de la SUNAT-, ella aparece como directora de la misma -desde octubre de 1989 a la fecha- junto a su hermana Ana María y Florencia Vidalina Alvarado Barrientos (y que es proveedora de los ministerios de Educación (2002) y del MINCETUR el año 2005), Guiulfo respondió que con esa empresa no tenía nada que ver.
“Yo renuncié a ser directora años antes, si ellos se han presentado solos (a licitaciones) yo no he tenido nada que ver. Si mi nombre sigue figurando en SUNAT como directora seguramente se debe a que ellos no han hecho la regularización pero voy a pedir inmediatamente que la hagan porque hace tiempo que yo no soy directora ni nada. Cuando yo asumí el cargo en la ONP el año 1994 renuncié a todo”, finalizó.
Vale aclarar que el descargo a Guiulfo se realizó hace dos semanas y ella se comprometió a hacer llegar documentos, hecho que no cumplió hasta la publicación de esta nota” señala el diario Expreso.