En la fiesta de San Juan: Juanes deliciosos “Más ricos que un chuculún” dice su slogan

En la fiesta de San Juan: Juanes deliciosos “Más ricos que un chuculún” dice su slogan

En la fiesta de San Juan: Juanes deliciosos “Más ricos que un chuculún” dice su slogan

*Negocio ubicado en Cdra. 9 de calle Sgto. Lores, es famoso en Loreto, el Perú y el extranjero.

*Por estos días festivos cientos de personas acuden a comprar su juane. Igual lo hacen en cualquier época del año.

Por lo que con razón Sinclair Arana Aliaga (propietario), señala que solo descansarán “cuando lleguen al cementerio”. Indica que junto a su amada esposa Rocío Romero Caballero, con quien tiene cuatro hijos y dos nietos; trabaja de domingo a domingo, ya que la clientela busca todos los días el rico “juane del chuculún”.

En realidad, el negocio familiar tiene el nombre de “Stand Lucero”, pero más lo conocen como “chuculún”. En el marco de la festividad de San Juan buscamos a Sinclair, para que cuente un poco más del éxito de su negocio. 

“Primero vendíamos menú ejecutivo frente al mercado central, los comensales siempre querían más arroz, más refresco, inguiri, entonces empezamos a preparar juanes pequeños que veníamos a 2 soles. Tuvo una gran acogida, eso fue hace unos 25 o 30 años.


Deliciosos juanes: “Más ricos que un chuculún” señala el slogan.
Cientos de juanes salen del “Stand Lucero” en estos días previos a San Juan.
Juanes muy ricos y famosos, se acompañan con su ají charapita.

¿De dónde viene la expresión “más rico que un chuculún”? Pues antes todos iban a comer juane a San Juan, con su respectiva chicha de maíz, la ciudad quedaba vacía. Los enamorados iban igual, entonces las parejitas con sus juanes en un descuido agarraban un caminito y se perdían, no sabíamos si primero abrían el juane o si primero era “el chuculún”. Pero siempre era más rico que el chuculún y de ahí nace el slogan” dice Sinclair.

Sinclair, al lado de uno de sus nietos.

Agrega que hace años quiso registrar la marca, pero que en Indecopi le dijeron que tenía que pagar por eso 800 soles en el Banco de la Nación, lo que le desanimó. Agrega que volverá a preguntar de repente ya bajó de precio.

Finalmente, nos enteramos que es trabajoso hacer el juane, pero que ellos lo hacen de domingo a domingo con

amor para sus clientes. Y no crean que todo es trabajo, una vez al año ellos salen de viaje en familia y gozan como muchas otras. Como Dios manda.

Así que si usted amigo lector, aún no ha probado el juane “chuculún”, aproveche esta festividad de San Juan, para saborear uno. No se arrepentirá.