¡Escándalo policial por presunto negociado de combustible para patrulleras fluviales!

¿Dónde estaba el general Julio Mercado Castillo?

¡Escándalo policial por presunto negociado de combustible para patrulleras fluviales!

*Hace más de 15 años un general y varios policías fueron dados de baja por denuncia similar.

*Ayer se desarrolló mega-operativo con presencia de fiscales anticorrupción de Loreto y de Lima.

Mientras que el mencionado general PNP Julio Mercado, desde que llegó se dedicó a perseguir a los conductores de motos a fin que cuenten con casco y revisión técnica (pese a que se le dijo que era un abuso descomunal de la empresa monopólica que cobra de manera exagerada dichas revisiones), al parecer el alto oficial no quiso adentrarse a trabajar profundamente en cuanto a cuidar que sus muchachos no cometan actos de corrupción, sobre todo en la presunta venta del combustible que serviría para patrullar los ríos de Loreto dando mayor seguridad a las embarcaciones turísticas, de carga y más aún a las personas que viajan en ellas.

-Después de casi 16 años se vuelve a generar un escándalo policial por la fuga de combustible.
-Después de casi 16 años se vuelve a generar un escándalo policial por la fuga de combustible.

Es por ello que el mega-operativo ejecutado el día de ayer por fiscales y policías anticorrupción de Lima y Loreto le debió caer como “un baldazo de agua fría”. Esto si es que no estaba enterado de la acción porque incluso dio conferencia de prensa sobre otros temas, pero no se habló del mega-operativo que ya ejecutaba el ministerio público desde las primeras horas de la mañana.

Operativo inopinado a cargo de policía y fiscales anticorrupción de Lima y Loreto.
Operativo inopinado a cargo de policía y fiscales anticorrupción de Lima y Loreto.
Policía tomó nota de todas las embarcaciones entregadas a la policía de Loreto para mayor seguridad en los ríos, las que no usarían pero sí se esfuma el combustible.
Policía tomó nota de todas las embarcaciones entregadas a la policía de Loreto para mayor seguridad en los ríos, las que no usarían pero sí se esfuma el combustible.

Los policías y fiscales visitaron varios puntos de la ciudad donde se encontraban estacionadas las patrulleras fluviales (más de 15), esto para constatar si estaban operativas o en desuso. Sobre todo para equiparar con las dotaciones de combustible que se le entrega cada mes a la institución policial a fin de cumplir con el difícil objetivo de resguardar los ríos de Loreto, que como todos saben, no lo habrían hecho por lo que se registraron varios asaltos a diversas embarcaciones de la región.

Después de casi 16 años se vuelve a generar un escándalo policial por la fuga de combustible.
Después de casi 16 años se vuelve a generar un escándalo policial por la fuga de combustible.

Las patrulleras estaban destinadas a turismo, Devandro, inteligencia, emergencia, orden y seguridad entre otros. “Se está investigando todo, el tema es reservado pero de lo que se trata es saber el uso o no del combustible que el Estado dota a la policía de Loreto para dar mayor seguridad fluvial” dijo un fiscal.

De otro lado, lo que se pudo averiguar es que los responsables de esas patrulleras, gastarían todos los meses las dotaciones enviadas (como unos 600 galones de combustible) pero que no se estaría justificando en qué acciones se esfuma el hidrocarburo. En pocas palabras, el combustible se habría evaporado en cualquier otra cosa, menos en el objetivo para lo que el gobierno le envía mes a mes a la PNP de Loreto. ¿Se animará el general Mercado Castillo, a brindar una conferencia de prensa de inmediato? Se espera que sí.

Fiscal anticorrupción dejó en claro que las investigaciones irán hasta el final. Se han registrado muchas irregularidades que harán “tambalear” a más de uno.
Fiscal anticorrupción dejó en claro que las investigaciones irán hasta el final. Se han registrado muchas irregularidades que harán “tambalear” a más de uno.

No hay que olvidar que allá por el año 2000, un equipo de prensa de “Amazónica televisión” Canal 2.- denunció el tremendo negociado del combustible de la policía por lo que varios policías, así como el general de esos años, fueron dados de baja.