FECONACO DENUNCIÓ A LOS QUE RESULTEN RESPONSABLES DE LA MUERTE DE CINCO NIÑOS ACHUAR

FECONACO DENUNCIÓ A LOS QUE RESULTEN RESPONSABLES DE LA MUERTE DE CINCO NIÑOS ACHUAR

-Pluspetrol otorgaba millones que les tocaban a loretanos indígenas del Corrientes para su salud, pero fueron despilfarrados en PEPISCO.

-Todos los funcionarios tenían sueldos extraordinarios (ahí estaba Yuri Alegre, que ahora quiere ser alcalde de Maynas).

-Compraban camionetas de lujo, motocicletas, gastaban millones en gasolina sin que los deslizadores lleguen a las zonas necesitadas. Etc. etc.

Información se puede observar en la página de AIDESEP. La denuncia fue hecha por el presidente de la Federación de Comunidades Nativas del Corrientes –Feconaco- Carlos Sandi, ante la Fiscalía Provincial Especializada en lo Penal de Maynas-Loreto. El presidente señala que los cinco niños de la comunidad de Sauki, murieron por la falta de una intervención oportuna de la Dirección Regional de Salud y del Proyecto Especial PEPISCO, por lo que han denunciado a varios por el delito de homicidio culposo, omisión de funciones y exposición de personas en peligro.

Carlos Sandi, presidente de Feconaco.
Carlos Sandi, presidente de Feconaco.

Por lo mismo pudieron denunciar a Yván Vásquez y sus funcionarios, ya que el Estado enviaba sendos millones de soles a las comunidades indígenas de donde se explota el petróleo, mas ellos los gastaron en otras cosas, dejando en el absoluto abandono a los loretanos de las comunidades nativas. Hoy ya se conoce que en la Fiscalía Anticorrupción los han “limpiado” de ese tremendo daño causado a la población vulnerable de la Amazonía.

Según la denuncia de Sandi, las personas que deben ser llamadas a declarar sobre la muerte de los niños a causa de una mala administración de PEPISCO son: el ex director de Diresa Hugo Ferrucci y Percy Vargas Dávila, gerente del proyecto Pepisco. Así como el gerente de recursos naturales de aquella época Wilfredo Panduro Cárdenas.

Es de suponer que el fiscal no solo llamará a los mencionados sino a todos los que por años han venido administrando PEPISCO y conocer en qué gastaron los casi 40 millones de soles que Pluspetrol entregó a Diresa de esos años para que hagan exámenes, atiendan a toda la población indígena de la zona del Corrientes donde está situado el Lote que antes la empresa explotaba.

Porque no se puede entender que si la comunidad de Sauki es una de las 10 comunidades nativas de la cuenca declarada en emergencia ambiental en octubre pasado, al comprobarse los altos índices de contaminación, puedan haber muerto cinco niños en la plenitud de su vida. Que se llegue hasta las últimas consecuencias en las investigaciones a iniciarse.