“Hay empresarios que han logrado enriquecerse sin importarles el dolor, la agonía de los pobres de la patria”

*Agregó la reconocida luchadora social Lic. Gladys Vásquez.

*Agregando que muchos que vendían oxígeno se han lucrado vendiéndolo a precios altos en San Juan y Punchana.

Y todos esos negociados repudiables se han generado sin duda debido a la falta de articulación de las instituciones encargadas de velar por la salud de las personas. Porque si lo hubieran previsto desde el año pasado, luego de la fatal experiencia vivida, muchos no habrían fallecido este año por falta de oxígeno una vez infectados con el temible virus.  

“Todo ha desbordado en una problemática de quebrantamiento, de ruptura, de colapso del sistema de salud. No ha habido un sistema integral, articulado con los otros actores, han estado totalmente divorciados y acá no somos una isla. Estamos para que interinstitucionalmente unos a otros nos apoyemos.

Incluso la empresa privada. Toda la ciudad ha aportado cuando Raymundo que es médico y sacerdote, llamó para que todos aportemos. Se aportó, pero después de eso se perdió. Se perdió porque no hubo la eficacia para manejar esos recursos de parte de los que tenían que hacerlo. Luego vino el incendio sospechoso en la cuarta cuadra de la calle Távara, en momentos que más se necesitaba el oxígeno, quizá para favorecer a algunos.


Lic. Gladys Vásquez, sentida por la partida de su colega en la facultad de educación de la UNAP.

Hay empresarios que han logrado enriquecerse sin importarles el dolor, la agonía de los pobres de la patria. Se han estado lucrando vendiendo el oxígeno a precio más alto en San Juan y en Punchana” habló fuerte Gladys.    

¿Siendo tan delicada la situación pareciera que todo lo hacen improvisadamente?

-No ha existido una política sanitaria del gobierno. Nada de líneas matrices, no se prioriza la salud del derecho a la vida, a la salud integral del ser humano, al trabajo. Hay una inequidad terrible, las brechas son muy anchas y profundas. No se han podido superar trabas y esos visos de corrupción que hay en la administración pública, incluso en el manejo de la cosa privada.

Hemos estado abandonados por los gobiernos. La Constitución dice que todos somos ciudadanos dignos y que el fin supremo es la persona humana, pero se ve que no es así, que no la respetan. Hoy se ha evidenciado más en esta pandemia.

Y lamentablemente los operadores de justicia parecen no funcionar. Hemos visto denuncias de como los mismos trabajadores robaban una pieza, otra pieza de plantas para que no funcionen.

Y eso ha sucedido también en hospitales. Uno daba una vuelta y al retornar ya no estaban los balones de oxígeno de sus familiares, se lo habían llevado. Muchos son inescrupulosos en su manera de actuar, hay falta de conciencia social, de trato, como que se ha perdido.

En otro momento se le preguntó sobre la doctora Julia Victoria Vásquez Villalobos, ex decana de la facultad de educación, quien falleció hace pocos días.

“Ella hizo estudios de maestría y doctorado en Inglaterra, ganó un concurso acá. Sirvió a la comunidad unapense, loretana, estuvo en la formación socio-cultural de los profesionales de la Amazonía peruana. Reforzó los programas de profesionalización hasta donde le abrieron las puertas. También aportó en el proceso de licenciamiento junto a otros docentes, estudiantes, egresados, lográndolo al final.

Ella también presidió la Escuela de Post Grado donde igual impartió clases de inglés y francés. Su padre fue alcalde muchas veces en Trujillo. Ella tuvo participación activa en diferentes cargos de la UNAP, tuvo buenas relaciones con todo lo que tenía que ver con la universidad.

Se nos fue una maestra, una hermana, una amiga y vecina. Pareciera que el mal (covid) andaría por Juan Pablo porque muchos colegas y amigos que viven por ahí se han estado yendo en esto últimos días.