Hombres y mujeres laborando en el Día del Trabajo

Hombres y mujeres laborando en el Día del Trabajo

*Bellavista Nanay recibió a visitas como cualquier otro día.

*Menores, adultos, adultos mayores, hombres y mujeres, no celebraron fecha internacional.

“El Día Internacional de los Trabajadores o Primero de Mayo es la fiesta por antonomasia del movimiento obrero mundial. Es una jornada que se ha utilizado habitualmente para realizar diferentes reivindicaciones sociales y laborales a favor de las clases trabajadoras por parte, fundamentalmente, de los movimientos socialistasanarquistas y comunistas, entre otros.

Desde su establecimiento en la mayoría de países (aunque la consideración de día festivo fue en muchos casos tardía) por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, celebrado en París en 1889, es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago.

Estos sindicalistas anarquistas fueron ejecutados en Estados Unidos por participar en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket.

A partir de entonces se convirtió en una jornada reivindicativa de los derechos de los trabajadores en sentido general que es celebrada en mayor o menor medida en todo el mundo” señalan reseñas mundiales.

Trabajadores en Bellavista Nanay ofertaron sus productos al público que descansó en el Día del Trabajo.    

El gobierno peruano decretó el día de ayer como feriado para que los trabajadores hagan un alto en sus labores y puedan coger un respiro para seguir en la tarea diaria y esforzada.

Loreto no estuvo al margen. Sin embargo, hay personas que no pueden tomar en cuenta la fecha señalada a nivel mundial como reivindicativa de derechos puesto que su sobrevivencia depende del trabajo diario que realizan. Además, porque la gran parte de la masa popular no labora para alguna empresa determinada con horarios que cumplir.

Saben que su diario acontecer y el de sus familias, solo depende de su esfuerzo y de las tareas que desempeñan de manera informal como los vendedores de deliciosos potajes en la zona de Bellavista Nanay.

Menores de edad, motocarristas, adultos mayores, hombres y mujeres que venden sus productos y reciben a cambio la paga digna por esa labor, no ven como una celebración el Día del Trabajo sino como una oportunidad más para ofertar y vender sus exquisiteces.