“Iba a perder mi vida…he ganado mi vida al no salir a vender”

“Iba a perder mi vida…he ganado mi vida al no salir a vender”

*Contó la señora Luzmila Ramírez Murayari (80) conocida por preparar deliciosos juanes de yuca para San Pedro y San Pablo.

Sentados en la maloca de la parroquia de Bellavista Nanay, degustando un rico juane de yuca invitado por el padre Agustín Arévalo, nos cuenta que para el próximo año 2021 (Bicentenario) piensa lanzar al “juane de yuca” como el potaje regional a consumir en la fecha especial de San Pedro y San Pablo. 

Se levanta, va a la cocina y retorna con la señora que puso sazón al rico juane, quien será la estrella el 2021 con la preparación del potaje. Ella narra que su mamá le enseñó a hacer juanes un año del cual ya no se acuerda el número. Que es viuda de Morales y que su esposo murió hace cuatro años. Que no salió a vender en pandemia porque podía perder su vida, y que más bien la ganó. 


Luzmila Ramírez Murayari, madre que prepara juanes de yuca.  

Aunque en realidad, parece que el mal sí lo tuvo y se curó gracias a sus creencias. “Ahora no he vendido nada, ni juane, ni chicha de maíz…no importa que no haya vendido, qué voy hacer…lo que iba a perder era mi vida…he ganado más bien mi vida. Entre el 28 de marzo y todo abril me agarró la enfermedad, no comía, arrojaba mucho. No pensaba estar así.

Olía algo fuerte y feo en mi casa. Yo le pedí a mi hija que bote esa foto (antigua de su esposo) y con eso salió esa hediondez, era como una persona que estaría pudriéndose. Se sacó y luego se limpió por varios días, acabamos dos pomos de perfume y luego ya no olía mal, de verdad ahí empecé a mejorar.


Junto al padre de Bellavista Nanay Agustín Arévalo.

El doctor dijo que no tenía el mal, pero yo estuve echada más de un mes, no comía, mi boca era amarga, la debilidad me quería matar, no podía pararme. La familia no podía venir a verme. Mi otra hija me mandó tónicos y leche de Lima y con eso he logrado levantarme. 

Sufría porque cuando mi hija regresaba de la calle me decía: “mamá ha muerto tal fulano, otro rato, mamá ha muerto el señor tal…toditos los días de esa época ella me decía eso” expresó Luzmila y es algo sumamente real.