INPE publica libro con relatos de 31 internos de todo el Perú

INPE publica libro con relatos de 31 internos de todo el Perú

INPE publica libro con relatos de 31 internos de todo el Perú

*Carmen Campos, interna del penal de Iquitos, ganó un premio.

La publicación se dio tras el concurso “Porque siempre hay esperanza”, en donde participaron más de 500 reclusos de todo el país. El primer lugar lo ocupó Luis Ángel Urbina (Trujillo) y el tercero Carmen Campos (Iquitos).

Carmen María Campos Otero tiene 43 años, cinco hijos y tres nietos a los que poco o nada ha visto durante los últimos seis años y ocho meses, tiempo que viene cumpliendo su condena dentro del penal Iquitos Mujeres, ubicado en la provincia de Maynas, departamento de Loreto.



Interna del penal de mujeres Iquitos, Carmen Campos, ganó premio en concurso literario organizado por el INPE.

Desde que entró a la cárcel, Carmen cuenta que se refugió en los libros y en la escritura. Ella explica que en las letras encontró el consuelo y la fortaleza necesarios para combatir sus penas y los días más difíciles de encierro. “Yo tenía un carácter terrible, nada me dolía, mi corazón era duro y poco a poco Durante la mañana de este viernes, Carmen recibió un reconocimiento por parte del Instituto Nacional Penitenciario(INPE) y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjus) por haber logrado el tercer lugar en el concurso de relatos “Porque siempre hay esperanza”, que se realizó a nivel nacional con el apoyo de la fundación Buckner Perú.

Durante la mañana de este viernes, Carmen recibió un reconocimiento por parte del Instituto Nacional Penitenciario(INPE) y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjus) por haber logrado el tercer lugar en el concurso de relatos “Porque siempre hay esperanza”, que se realizó a nivel nacional con el apoyo de la fundación Buckner Perú.

Los testimonios—
Para Carmen, el traslado de Iquitos a Lima fue toda una experiencia. “Yo nunca había viajado en avión. Mis compañeras me dijeron que se me taparían los oídos y que se me revolvería el estómago… ¡Hasta miré por la ventana y no me pasó nada, llegué completita!”, cuenta la mujer.


Fue hasta la capital para recibir el honroso premio por las letras plasmadas en un cuento sobre sus vivencias.
Dentro de poco dejará el penal de Iquitos para volver a la costa donde está toda su familia.   

Carmen dice que cuando vio la convocatoria sintió que debía participar, pero nunca se imaginó obtener un logro tan grande que la enorgullezca a ella y a su familia. “Publicar este libro me hizo ganar muchas cosas buenas. Durante 42 años mi padre nunca me dijo que me amaba o que estaba orgulloso de mí, pero cuando me premiaron, él me dijo todo eso. Yo gané lo que más quería, que es el amor de mi familia”, dice Carmen. (Y.R.)