ISLA Y SU CARAVANA DE LA VERGÜENZA

ISLA Y SU CARAVANA DE LA VERGÜENZA
*Cada día se enreda en sus propias palabras.
El hombre que se cree sus propias mentiras y tragicomedias, aún cree que está en el poder por eso paga a fin que necesitados motocarristas acepten colocar una bandera blanca con el logo de su movimiento que no mueve nada y que lo único que genera es el hazmerreir de quienes los observan caer en su propio precipicio de la desesperada candidatura con tal de salvarse de las garras de la cárcel.

Como diría un juez: “cuatro pelagatos” en la caravana de Isla.
Llegó a Iquitos para ir a Tamshiyacu a un mitin relámpago. Dice dar la cara ante las graves acusaciones por los audios donde verdaderamente se le conoce de qué está hecho. Parece orate señalando que no es su voz y que el peritaje de Pedro Infante está errado ya que se hizo en mayo (¿y eso que tiene que ver si la grabación es del 2013? Pudo hacerse en mayo, junio de cualquier año después que fue pinchado).

Isla, pagando a menos de 50 motocarros para que lo reciban. Un hazmerreír, todos lo repudian.
Agrega que solo sometieron a peritaje “un pedazo” del audio repudiado, el mismo que consta de 26 minutos. Pues quienes sí hemos escuchado los 26 minutos podemos asegurar que la voz e incluso la tos que aquejaba en el 2013 a Isla, es el mismo registro. Él afectado es el único que desconoce su propio eco. Tendría que preocuparse en buscar a su IMITADOR porque si ha hablado con el alcalde de Tarapoto ¿con quienes más no habrá hecho lo mismo?


ISLA ha caído en un huracán cargado de ondas poderosas que no calmarán hasta que pise la cárcel por todo lo que ha realizado en la pasada gestión de Humala. Todo es cuestión de poco tiempo. Quizá cuando sienta que la isla en que vive se hunde más, ahí recién querrá correr, salvarse o huir del país, por ahora juega a ser el hombre prolijo que ha visto mancillado su nombre, que es lo más preciado que tiene un ser humano.

P1430248
El “circo” continuará hasta que concluya en la tragedia asegurada para Isla. Contundente realidad que por ahora Isla se niega aceptar. Se engaña solo.