ESPERANZA EN LA PRENSA LIBRE

Justicia en Loreto a su libre albedrío

Justicia en Loreto a su libre albedrío

Gran parte de ciudadanos en la capital de la Amazonía del Perú denominan al Palacio de Justicia como el “palacio de la injusticia” al conocer casos de incalculable corrupción que no tienen cuando ser sancionados de manera drástica. Pasan las autoridades que cometen los peores latrocinios en la región y pasan los presidentes de la junta de fiscales y los presidentes del Poder Judicial sin que a ninguno le preocupe la gravísima imagen que tienen frente a un pueblo al que han vuelto impotente y casi resignado a que las cosas sigan como están.

Trabajan para que el statu quo judicial se mantenga eternamente, sin ímpetus de jueces que de una u otra forma intentan cambiar la negra historia por la que atraviesa el sistema judicial desde hace muchos años. Donde solo los que tienen altísimas influencias o dinero, salen bien librados mientras que los más de mil internos e internas en los pabellones de ambos penales, siguen consumiéndose en la espera que alguien tome partido por conseguir su libertad.

ESPERANZA EN LA PRENSA LIBRE
ESPERANZA EN LA PRENSA LIBRE

La Justicia en la región Loreto (selva peruana), sigue a su libre albedrío, arrastrando a los peces chicos o poniéndolos en “redes justicia rápida” cortando así su libertad para que los tiburones de río sigan libres. Por supuesto, haciendo de las suyas con el dinero público. Sin embargo, es preciso en este primer editorial de la edición virtual del Periódico (www.elperiodicodeloreto.com) remarcar una vez más, la nefasta gestión del actual presidente Aldo Nervo Atarama Lonzoy, quien concluye su mandato a fines del presente año con más pena e indignación, que con gloria.

Sobre todo porque cuando llegó a Loreto vendió la imagen de ser un hombre justo, defensor de los Derechos Humanos, gestor de una política judicial con resultados rápidos. Sin embargo, en su segundo periodo como presidente de la Corte Superior de Justicia de Loreto, cuando todo el mundo esperaba que sea quien le clave la estocada final al ex presidente regional de Loreto Yván Vásquez Valera y a otros que se han enriquecido con el dinero del pueblo de Loreto; lo primero que hizo fue rodearse de personajes sumamente cercanos al innombrable ex presidente que es investigado por más de 25 casos graves de corrupción.

Él sabe bien que se ligó entrañablemente a la periodista preferida de Vásquez Valera, así como a la jefa administrativa del módulo penal, que fue en el último año de Vásquez Valera, su altísima asesora legal. Igual se rodeó de especialistas, notificadores, jueces, asistentes judiciales y otros que tienen que ver con la administración de justicia en Loreto para que de una u otra forma pongan trabas a los procesos que sindican como un tremendo corrupto a Vásquez, según las altísimas penas de cárcel que vienen solicitando un reducido pero aún digno grupo de fiscales.

Es por ello que el pueblo ya no espera nada de él hasta diciembre de 2016 en que concluye su comprometido periodo con la corrupción cometida por muchos. Y no solo se habla de ex autoridades corruptas, también de los “pedidos” hechos a sus jueces provisionales (ver nota aparte) para que no castiguen a los abusadores como aquel empresario que atropelló a un viejito y lo dejó tirado en la calle sin llevarlo al hospital y pagar lo necesario. Se podría decir que una de las tareas de Atarama Lonzoy, como presidente fue convertirse en “arreglador” de casos, en vez de exigir a toda voz que los jueces hagan su trabajo de manera honesta e independiente. Qué vergüenza.

La prensa también fue agredida por él y no solo a través de medios de comunicación o sus escritos llenos de falta de ortografía, sino que lo hizo de manera soterrada, mellando el trabajo de los pocos periodistas que aún cuestionan su alicaída gestión. Por todos los medios trata de llegar con mensajes a los colegas que lo critican a fin que dejen de hacerlo. Triste papel el de querer amordazar a la prensa. Felizmente ya se gesta un grupo de jóvenes periodistas quienes no están dispuestos a dejarse amordazar por nadie, defendiendo siempre la libertad de expresión.

Finalmente, se espera que el doctor Manuel Guillermo Felipe, quien se vocea como próximo presidente de la Corte Superior de Justicia de Loreto, así como el doctor Javier Sologuren y el mismo Dr. Carlos Del Piélago, no continúen por la vergonzosa estela de impunidad que ha sido resaltada por la deficiente e interesada gestión judicial del actual presidente de la CSJ/Loreto/Perú.

Deja un comentario