“La buena pro del alcantarillado no la otorgaron los funcionarios”

“La buena pro del alcantarillado no la otorgaron los funcionarios”

*Expresa abogado Humberto Pejoves Macedo, defensa técnica del imputado Carlos García Otero, ex miembro del comité de licitación del alcantarillado.

Carlos García, no pudo estar en la audiencia pasada por lo que el juez lo declaró reo contumaz. En la continuación del juicio oral del coloquialmente denominado “alcantarillado uno”, desarrollado ayer desde las 4 hasta las 6 y 40 de la tarde, se hizo presente al lado de su abogado. Según él estuvo un poco mal de salud, y su abogado no pudo llegar porque tuvo un problema con el tráfico vehicular en Lima.

Humberto Pejoves, declaró para este medio de comunicación respecto al presunto delito de colusión agravada, en el que está inmerso su defendido.

“En la etapa de la investigación preparatoria el ministerio público dijo que el comité se había coludido con los japoneses, y ahora resulta que ya no es con los japoneses sino con los chinos.

Humberto Pejoves Macedo, abogado del imputado Carlos García Otero, en el caso denominado “alcantarillado uno”.

Mi defendido perteneció al comité de licitación por presuntamente haber concertado con los japoneses para dar la buena pro a los chinos. Y la vez pasada dijimos que según normas del JICA (agencia cooperante), es imposible que un funcionario peruano hubiera podido cometer colusión en el marco de ese proceso porque la buena pro no lo otorgaron los funcionarios peruanos” mencionó Pejoves.

¿Pero los colocaron en orden de prelación, así también lo expuso Walter Anaya, ex director ejecutivo de OPIPP?

-¿Por qué? Porque la comisión funciona como una mesa de partes para la recepción de documentos. La comisión levantó acta indicando cuánto ofreció cada uno. Transcribió las ofertas, unos pusieron más y otros menos. Los números los marca cada postor a la hora de poner sus sobres.

Los chinos ofrecieron menos, pero estaban por encima del valor referencial del expediente técnico, de las bases. Eso fue comunicado solo a las instancias competentes, ellos no otorgaron la buena pro. Procédase con arreglo a Ley toda vez que la oferta de menor valor, está por encima del precio base de la licitación, dijo la agencia.

¿Y qué decía la Ley? La Ley decía que no debieron dar la buena pro a nadie. Pero eso no competía a ellos. ¿Y por qué? Porque en el marco de los procesos de contratación en los cuales están inmersas agencias cooperantes, no les compete a los peruanos otorgar la buena pro. Eso le compete, en este caso, a los japoneses.