“La industria maderera está en la peor crisis de su historia”

“La industria maderera está en la peor crisis de su historia”

*Señala gerente general de empresa ubicada en zona donde antes funcionaba el aserradero “Astoria”.

*Empresa que luego se convirtió en Complejo Maderero Nanay, daba trabajo a decenas de moradores.

*Desde el año 2009 quedó totalmente paralizado el aserradero y la laminadora.

*Hoy no son más que un “símbolo” de aquella prosperidad maderera que una vez hubo en Iquitos.

Diego Castillo Tord, gerente del Complejo Maderero Nanay, ubicado en la zona donde una vez funcionó el aserradero “Astoria”, estuvo en Iquitos con motivo de la inauguración de la nueva planta eléctrica, puesto que él fue quien les vendió cuatro hectáreas de terreno para que se levante en ese lugar la termoeléctrica.

“Les vendimos 4 hectáreas, pero ahora únicamente les alquilamos el acceso desde el río hasta la planta. La empresa maderera está en la peor crisis de la historia loretana. Iquitos necesita de más trabajo, de mayor desarrollo a la par de la conservación del medio ambiente que tiene que ir con la economía del pueblo. Si no se hace eso, lo que se hace es incubar más problemas sociales” comentó.

Dueño de maderera habla sobre olvido en el sector. Vendió 4 has a empresa energética. Pocos hablan del tema respecto a la industria maderera paralizada.

Luego se pudo dialogar con Enrique Chang Sinarahua, quien laboró en la empresa “Astoria” desde que tenía unos 21 años. Por lo tanto, conoce su historia. “Yo navegaba en el remolcador, era ayudante del motorista y luego ascendí a motorista y hasta gerente. Hoy tengo 73 años y aún estoy acá representando al dueño.

Aserradero y laminadora “Astoria” daba trabajo a cientos de familias en años pasados. Enrique Chang (camisa blanca), trabaja en la empresa más de 50 años, tiene la esperanza que sea reflotada.

En un inicio la empresa se llamaba “Astoria “Exporting” era de unos gringos que impulsaron la actividad maderera desde el año de 1,963. Aserraban la caoba y el cedro aquí. Luego también hacían trabajos de laminados con madera Lupuna. Trabajaban muchas personas que venían desde los caseríos que están alrededor, luego paró porque decían que no era rentable. Las láminas de Lupuna las exportaban a Estados Unidos porque allá estaba seguro el mercado.

En 1984 los señores Pereyra Ríos, la compraron a los gringos, pasó a ser “Industria Maderera de Loreto”. Tres años estuvo bien y luego en el año 1989 pararon y la vendieron a Diego Castillo en 1991. Se reactivó y se movió la industria, en el año 96 0 97, entra en sociedad con un japonés hasta el año 2001.

Maquinaria antigua mudo testigo de años en que el sector maderero estaba muy bien en Loreto.

Hubo problemas y se fueron a un juicio que duró como 15 años. Ahora han vendido 4 hectáreas a la empresa Genrent y nosotros esperamos que el propietario quiera impulsar la actividad maderera para que haya mucho trabajo para los hombres y mujeres que viven en los alrededores de esta zona” concluye Enrique Chang.