“Los reconocimientos deben hacerse en vida y no cuando uno está con los ojos cerrados en el cementerio”

“Los reconocimientos deben hacerse en vida y no cuando uno está con los ojos cerrados en el cementerio”

*Expresó profesora Gavi Documet Vásquez, una maestra que ha entregado 38 años al magisterio.

Así de francas sonaron sus palabras, con esa franqueza que la ha caracterizado en todas las jornadas de lucha, tanto en el magisterio, como en el frente patriótico de Loreto.

Ella es una de las mujeres quien, junto a otras docentes, ha dejado huella en las pocas, muchas o bastantes conquistas de reivindicación para Loreto. Si no las hubo, por lo menos enseñó a las nuevas generaciones a luchar por defender a su patria chica Loreto.

Ella fue homenajeada ayer en la Casa del Maestro.

“Es un acto noble el enseñar a los niños y los jóvenes, es lo mejor de un profesional cuando realmente existe vocación de servicio. No como algunos que lo son por ocasión y eso hace daño al magisterio. Que esta fecha haya sido de reflexión para todos nosotros, y para fortalecernos frente a las autoridades de turno que no han dado valía a la noble misión de enseñar, de mejorar el currículo para mejorar la calidad de la educación gratuita para los más necesitados.

Autoridades insensibles que casi nunca escuchan al magisterio, a los pueblos del interior del país, de la región, donde los niños y jóvenes no cuentan con buena infraestructura, con buenos servicios básicos y a veces ni con sus maestros ya que siempre faltan plazas. Muchos niños van con el estómago vacío, sufren de anemia y desnutrición crónica. Siempre se ha luchado pero el gobierno ha hecho oídos sordos a todo tipo de reclamos, nos hemos sacrificado con sudor y lágrimas para poder seguir exigiendo una educación de calidad para las nuevas generaciones” habló la profesora cesante Gavi Documet.

 

Prof. Gavi Documet Vásquez, fue homenajeada en el día del maestro. Autoridades religiosas, civiles y militares, estuvieron presentes en la Casa del Maestro.

También hizo un llamado a los maestros para que luchen en unidad, no en división que es el juego que le gusta al gobierno de turno.

“Los intelectuales de la educación tienen que estar unidos, unir esfuerzos y luchar por un solo sindicato. Yo pido a los maestros en este día de meditación, de reflexión, enrumbar y retomar el gremio para salir airosos en cada una de las luchas sindicales” remarcó.

Finalmente, agradeció por el reconocimiento hecho en vida debido a sus 38 años de entrega al magisterio. “Más vale tarde que nunca. En vida son buenos los reconocimientos y no solo cuando estemos con los ojos cerrados en el cementerio. En vida se hacen los reconocimientos a la trayectoria de las personas. Agradezco por ello a todos los que lo hicieron posible en este día tan especial” concluyó.