Maestros y alumnos no pierden esperanzas en que el ministro de educación les proporcione mejores equipos para sus labores

Maestros y alumnos no pierden esperanzas en que el ministro de educación les proporcione mejores equipos para sus labores

*A fin de avanzar en sus innovaciones que ponen en práctica en cada módulo que avanzan.

El Centro de Educación Técnico Productivo “Padre Jesús García”, sin duda que es una opción para muchos jóvenes que, por uno u otro motivo, no pueden estudiar en una universidad pública o privada. Con menos de 300 soles al año, pueden estudiar en los módulos ofertados.

En estos días están por empezar nuevos módulos por lo que muchos padres interesados en que sus hijos cuenten con un oficio para ganarse la vida, podrían ir al CETPRO a averiguar. Existen los oficios de carpintería, torno, panadería y pastelería, mecánica automotriz, motores menores, electricidad, electrónica, cuero y calzado etc.

“Esta es una puerta abierta para todos los jóvenes, para que puedan demostrar sus habilidades y su destreza, antes que andar por ahí desperdiciándose en el mundo de la calle. Acá bien pueden insertarse en el mundo laboral. Acá esperamos a jóvenes desde los 14 años para arriba para que se vayan labrando un oficio” expresó el maestro de construcciones metálicas Richard Pinedo Sevillano.  

Maestro de construcción metálica hizo un llamado a los jóvenes para que se interesen en estudiar algo para ganarse la vida.

Jóvenes recibieron al ministro de educación, también pidieron que los doten de mejores equipos para avanzar en sus innovaciones metálicas.

Agregó que los alumnos del Cetpro, cada 23 de setiembre que es aniversario de la semana técnica, exponen todo lo que fabrican a modo de oferta para cualquier persona que quiera adquirir sus trabajos. “Nuestra especialidad tiene bastante acogida” mencionó.

Juana Chire Saquiray, ha sido la primera alumna en el taller de cuero y calzado, que por ahora prácticamente no tiene movimiento debido a que las máquinas de coser que antes utilizaban, están apartadas y malogradas. Ahora usan unas pocas de marca Singer, que no son especiales para coser sandalias, zapatos o zapatillas.

Por un lado, contentos, pero por otro pidieron que les den mejores equipos, como una alumna que pide renovación de máquinas de coser para refacción de calzado.      

“Nuestra profesora es Rosita Paredes Proaño y por ahora hay pocas clases debido a que hay pocas alumnas, pero cómo se van a inscribir si no hay las máquinas necesarias. Eso siempre le estamos diciendo al director Pablo Torres.

El ministro de educación ha llegado y no le han hecho subir al segundo piso donde está el taller de calzado, entonces no le hemos podido hacer ver esta triste realidad. El ministro si lo hubieran llevado habría visto ahí las máquinas malogradas, inservibles y quizá podría gestionar y mandarnos unas nuevas.

Antes estábamos en un ambiente con aire acondicionado ya que olemos terocal y cemento que sirve para pegar zapatos, ahora ya no. Necesitamos máquinas pero que sean especiales para coser zapatos, alpargatas, zapatillas, de lo contrario no podemos hacer nada, no podremos salir y ganarnos la vida. Falta un sistema de calefacción también, esperamos que todo esto haya pedido el director” señaló la alumna.

Al final, fue corriendo hasta donde estaba el congresista Jorge Meléndez, para darle su queja.