MARTES 14 -8:00 A.M. PODER JUDICIAL VERÁ ESCANDALOSO CASO HUATURI

MARTES 14 -8:00 A.M. PODER JUDICIAL VERÁ ESCANDALOSO CASO HUATURI

*Se espera que Jueza Melina Vargas, devuelva investigación al Ministerio Público para que rectifiquen.

*Sacaron de investigación a los principales involucrados en latrocinio perpetrado a todas luces.

*Pagaron 65 mil soles por transporte de materiales, cuando en el contrato era obligación de la empresa ponerlos en obra.

*Sacaron arena del río para hacer una parte de la obra, pero cobraron como si habrían llevado desde Iquitos.

*Ex Perito Reátegui Rubio, no encontró perjuicio económico mientras que el Órgano de Control Municipal halló perjuicio por 600 mil soles.

El caso es escandaloso por donde se le mire y este martes 14 de marzo a las 8 de la mañana se verá el control de acusación en el 4to. Juzgado de Investigación Preparatoria que despacha la Jueza Titular Melina Vargas Ascue.

De quien se espera una decisión prolija ya que el caso Huaturi es un escándalo por donde se le mire ya que hubo 01 millón 800 mil soles (con apoyo del gobierno central) para que les hagan veredas al pueblo olvidado por la zona del río Nanay, sin que hasta hoy los moradores puedan salir por veredas perfectamente construidas.

Todo porque hubo un grupo que se levantó el dinero que correspondía a un grupo de humildes moradores para que mejoren su calidad de vida. Los hechos ocurrieron en el año 2013. La obra: “Creación de vereda peatonal de caserío Huaturi al cruce del caserío Cuyana-río Nanay, distrito de Iquitos”, salió vía convenio con el gobierno central de esa época con un presupuesto asignado de 01 millón 800 mil soles. Ésta debió culminarse en agosto de 2013 pero hasta la fecha está inconclusa. La municipalidad de Maynas pondría los materiales y el gobierno la mano de obra a través del programa “Trabaja Perú”.

Ex regidor Noé Cheglio, exije justicia para Huaturi.

Hay que recordar que según contrato firmado, la empresa que ganó la Buena Pro “Where House y General Store Sac” (quien atendía en casa alquilada por la calle Bolognesi, ni siquiera tenía almacén) se comprometía a poner los materiales de construcción en el lugar de la obra o sea, primero vía terrestre hasta Santa Clara y luego vía fluvial hasta Huaturi en el río Nanay. Sin embargo, esa empresa cobró aparte 65 mil soles por transporte de arena.

“La obra se paralizó por falta de arena, todos los ingenieros responsables han declarado en el Ministerio Público que por ese motivo no avanzaron. Mas en los documentos que obran en la investigación aparecen pagos por compra de arena ¿entonces por qué paralizó la obra?” se pregunta el ex regidor de Maynas Noé Cheglio.

A ello habría que agregar que en la época en que sonó el escándalo del caso Huaturi, las mismas autoridades locales del caserío Huaturi salieron a decir que para el avance de esos trabajos los responsables sacaban arena del río y que con eso trabajaban. O sea, les daban “gato por liebre”.

La presunción es que la empresa nunca compró arena y por lo tanto nunca la trasladó pero sí cobró 65 mil soles por ello y esos documentos cuentan con el visto bueno de varios funcionarios que luego han sido sacados de la investigación fiscal.

“El Perito Reátegui Rubio, ((hoy funcionario de Electro Oriente donde es presidente del directorio Mario Ríos, esposo de la ex jueza Alicia García, defensora de la alcaldesa de Maynas Adela Jiménez)) dijo que no había perjuicio económico. En los últimos años he visto cantidad de disposiciones de varios fiscales y nunca he visto un trabajo más horrible que el que hizo ese Perito y la fiscal Shella Sandoval, su labor no estaba acorde a la de una profesional. Nosotros le hemos dado todo “masticado” para que entienda la gravedad de los hechos pero no ha actuado correctamente” expresó Noé Cheglio.

En efecto es poco creíble que el Órgano de Control de la Municipalidad de Maynas haya encontrado en esa obra un perjuicio económico de 600 mil soles y que el Perito Reátegui Rubio, no haya encontrado ni un sol malgastado. El Perito no habría verificado nunca los documentos con las pruebas de corrupción en Huaturi que le dieron en sus propias manos.

“Existe una guía de transporte emitida por la empresa “Where House”, en esa guía habla de 893 metros cúbicos de arena trasladados a la zona. Todo está en una sola guía de remisión donde tendrían que haber determinado quién fue el chofer, cuál era su brevete y la placa del transporte pero nunca apuntaron los requisitos que son indispensables en esas guías de remisión.

Además es absolutamente imposible que hayan transportado 893 metros cúbicos de arena en un solo viaje por lo que existe una sola guía de remisión. Si un transporte –el más grande- puede llevar en un viaje solo 18 metros cúbicos de arena. No hay razonabilidad entre el documento y el hecho, ese trabajo de verificación no lo hizo el ex Perito Reátegui Rubio. Eso también se lo dijimos a la ahora ex fiscal pero ella tampoco actuó” recuerda Cheglio.

Alcaldesa con el que quiere seguir lucrándose de Loreto.

Ahora bien, hay que mencionar que la alcaldesa Adela Jiménez, tenía conocimiento de los hechos porque en el año 2012 ella cursó memorándums a los trabajadores indicando que antes de todo pago a los proveedores tenían que primero informarle a ella, así que fue con su autorización que pagaron a la empresa cuestionada en el año 2013, por transporte de materiales que nunca hizo –según testigos- y por la no conclusión de la obra, pero sí la cancelación por trabajos cuasi “azucenos (fantasmas)”.

Finalmente, lo cuestionable es que en la acusación fiscal sacaron a una retahíla de investigados por los hechos cuestionados, empezando por la alcaldesa Adela Jiménez e incluso el gerente de obras Romel Seijas (quien giraba las actas de conformidad), dejando únicamente a dos involucrados uno de servicios municipales y otro del comité de licitación. ¿Hasta cuándo la impunidad en Maynas?