Médico pide al consejo regional vacancia contra el gobernador por incapacidad mental permanente

*Documento enviado contiene expresiones fuertes contra la autoridad regional.

Ayer antes de ingresar al desarrollo de los puntos en agenda a tratarse en la segunda sesión ordinaria del consejo regional, el secretario del consejo procedió a leer el oficio enviado por el médico Yuri Alfonso Alegre Palomino, quien solicita vacancia del gobernador regional.

Un documento extenso, del cual publicamos una parte donde sustenta el pedido.

“En mi condición de ciudadano libre y en pleno ejercicio de mis facultades civiles y constitucionales, conformidad con el Art 30 numeral 2 de la Ley Orgánica de gobiernos regionales Ley 27867; solicito la vacancia en el cargo de gobernador de Loreto, que ejerce Elisbán Ochoa Sosa, por estar incurso en la causal de incapacidad mental permanente” planteó.

Luego expuso una larga lista de consideraciones, entre las primeras:

“Es de conocimiento público que el gobernador regional de Loreto en época de pandemia covid 19, desapareció del escenario político y gubernamental, ya que por información proporcionada por sus familiares éste se encontraba convaleciente en su domicilio en Condamine 643 donde permanentemente se veía ingresar cantidades de balones de oxígeno, habiéndose descartado que el gobernador regional estuviera contagiado por el coronavirus, aduciéndose a trastornos estomacales.


Médico Yuri Alfonso Alegre Palomino, ex gerente de desarrollo social de Yván Vásquez Valera.

Cuando sabido es por los pasillos del gobierno regional de Loreto, que el indicado gobernador regional sufrió un derrame cerebral, con consecuentes daños físicos y psicológicos lo que hace que no se encuentre en sus capacidades físicas y mentales, aunado a sus perturbaciones diabéticas.

Que el estado psicológico y mental no permite que el referido gobernador de Loreto desarrolle sus actividades personales y laborales con normalidad y lucidez, ya que permanentemente es asediado por ataques esporádicos en sus capacidades mentales. Lo que hace que en los últimos meses actuara irresponsablemente en el ejercicio de su función de gobernador, desvariando en sus actividades laborales.

Esgrimiendo una conducta impropia en toda persona o ser humano cuerdo, sensato o juicioso, constituyendo una amenaza pública para nuestra sociedad y colectividad ya que hace propuestas y planteamientos a sabiendas que en estas épocas de pandemia covid, no son posibles de ejecutar.

Como el reasfaltado de la Av. La Marina y 100 calles de la ciudad de Iquitos. Negarse y confrontar a participar en las comisiones investigadoras del Congreso de la República, imputarse de estar contagiado de covid y luego decir que no es verdad.


Solicitud fue leída en la segunda sesión ordinaria del consejo regional de Loreto.

En un primer momento alabar y dignificar la noble labor de los profesionales de la salud, que en los meses pasados han afrontado directamente a la muerte salvando vidas humanas por su oportuna intervención y atención contra el covid y luego despotricar contra ellos” precisó en su oficio.

Una solitud extensa en donde también le enrostro que salga en medios de comunicación a hablar de sus preferencias electorales para la campaña electoral que se avecina, lo cual está prohibido, rompe la neutralidad que debería mantener como autoridad regional.

Por lo que pidió que el Colegio Médico le practique una pericia psicológica, algo que correspondería hacer al sector salud, a Diresa, pero mencionó que no podría autorizarla el médico Carlos Calampa, puesto que como director de salud su cargo ha sido confiado por el gobernador cuestionado.

Varios de los presentes en el consejo, al escuchar las peticiones del médico Alegre Palomino, movían la cabeza como diciendo: “¿Qué está pidiendo? Qué extremista”, algo así. Un gesto que llevaría a pensar que tal pedido, no prosperaría por ese camino del consejo.