Ministerio Público pide urgente reorganización de fiscalías anticorrupción

Ministerio Público pide urgente reorganización de fiscalías anticorrupción

*Varios despachos tienen un 50% de retraso en carga laboral.

A través de la Ley de Transparencia 27806, este medio de comunicación solicitó información al despacho del presidente de la Junta de Fiscales de Loreto Dr. Alberto Niño de Guzmán Sánchez, respecto a que si habría tomado acciones frente al clamoroso atraso de la carga laboral que muestran varios despachos de la fiscalía anticorrupción.

Se pudo conocer que a través del oficio 0891-2018 del 13 de febrero, el Dr. Niño de Guzmán, solicitó dicha reorganización a César Augusto Zanabria Chávez, Fiscal Superior Coordinador Nacional de las Fiscalías Especializadas en Delitos de Corrupción de Funcionarios.

En principio se conoció que actualmente no existe un clima laboral armonioso entre las fiscalías mencionadas, incluso entre fiscales se habrían abierto denuncias. Así también como que se habría roto el principio de autoridad, como si los fiscales tuvieran potestad para actuar a su libre albedrío en algunas acciones que merecerían una observación superior.

Ministerio público pide a Fiscalía de la Nación, pronta reorganización de las fiscalías anticorrupción de Loreto.

POBLACION NO PERCIBE RESULTADOS.

Pese a que los despachos mencionados cuentan con 12 fiscales y 24 personas de apoyo a sus funciones. En Nauta la fiscalía anticorrupción cuenta con 6 fiscales y 8 personas de apoyo; la población no percibe ningún tipo de resultados concretos en la lucha contra la corrupción. Puesto que el sistema actual, únicamente registran 9 sentencias:

Una absolutoria, 8 con pena suspendida, 0 con pena efectiva. –Dos principios de oportunidad y 2 terminaciones anticipadas. Ni una sola prisión preventiva. Frente a estos resultados deprimentes y preocupantes es que se viene solicitando cambios radicales para que más adelante se muestren resultados alentadores en la lucha contra la corrupción. Además, de evaluar a los fiscales ya que muchos habrían sido nombrados sin el conocimiento de la fiscalía coordinadora de Lima que dirige César Zanabria, no la presidencia regional del ministerio público.

CARGA PROCESAL RETRASADA.

Se advierte un retraso de la carga laboral inaceptable, con plazos vencidos en más del 50% de los casos asignados a los diversos fiscales anticorrupción, a pesar que a cambio no muestran una ostensible carga. Entonces en varios profesionales no se observa la proactividad que les demanda el ministerio mencionado.

Es por ello que la población percibe que hay muchos fiscales que propenden a la impunidad. Ojalá y en la capital tomen acciones al respecto. De lo contrario, en Loreto, todo seguirá igual o peor que antes en cuanto al desempeño de los persecutores del delito.