NO SE CREA TAN IMPORTANTE Sr. Presidente del Perú

NO SE CREA TAN IMPORTANTE Sr. Presidente del Perú

&&&

*(Pedimos disculpas por la ausencia de escritos, según el Servidor de esta página, algunos delincuentes informáticos la habrían “jackeado” y desaparecido del mapa virtual. Al parecer se han perdido varias notas periodísticas).  

&&&

Hace años los presidentes de este nuestro Perú hacían grandes esfuerzos para llegar a algunos lugares recónditos del país y ver in situ la crítica realidad de los pueblos. Ver la pobreza, escuchar las voces que claman por solución a los problemas sociales y económicos de su zona. Tenían contacto con la población, pese al cerco de seguridad que siempre los acompaña. En Iquitos ni siquiera nos explicamos por qué la policía y todos los que rodean a un mandatario se vuelven ariscos, herméticos, pesados.

Policías por docenas, en vez de estar cuidando a la ciudadanía de otros peligros, los llevan para quitar a la prensa del medio.

Impiden de manera abusiva, con empujones, que la prensa (por lo menos) se acerque a hacer su trabajo. Debe ser una disposición desde el propio palacio de gobierno. Las altas autoridades, entre ellos los presidentes, no deberían tener temor ya que acá no hay actos terroristas, o ataques a las altas autoridades que visitan Loreto.

Pero sí existen personas a las que no les tiembla la voz al preguntar a las autoridades sobre las graves acusaciones que les caen encima. Y de eso se corren varios, encima protegidos por un enjambre de personajes que impiden la labor de la prensa. Como si les pagaran exclusivamente para ello, en vez de cuidar al pueblo de otros peligros latentes.   

El actual presidente de “chiripa” ante la salida desastrosa de PPK, está siguiendo la misma ruta que su antecesor. El correr de la prensa y levantar un muro de revólveres (que es lo que usan los policías) y chalecos antibalas para cerrar el círculo contra la comunicación regional.

Ministra de salud acompañó a Vizcarra.
Ni una palabra a la prensa regional a la hora que salió del hospital. Pese a que estaban los corresponsales de canales limeños.

Como si acá la prensa fuera a buscarlo por las puras, para verlo mirar planos del Puente Nanay y recorrer solo hasta el segundo piso del futuro hospital Iquitos, de los siete que vienen levantándose. Y eso no hizo solo PPK sino también su esposa de cuyo nombre ya ni nos acordamos. Siempre Loreto les sirve para volar, sobrevolar, bajar recorrer las calles protegidos por 20 unidades móviles alquiladas en su mayoría, o pasear por los ríos simulando inspecciones a obras o posibles desastres naturales.

¿Eso significa ostentar el más alto cargo del país? ¿Eso es ser un presidente democrático? ¿Discriminar y maltratar a la prensa regional que tiene sus propias preguntas y no un libreto como suele ocurrir con varios medios de la capital? No es dable señor presidente Martín Vizcarra. Lo que pasa es que Loreto le sirve para “capear” tiempo frente a los graves problemas que empiezan a “salpicarle” fuerte, como dice el periodista Hildebrandt.    

No quiere que nadie le pregunte sobre el espinoso tema del “club de la construcción”. No hay que olvidar que dentro del consorcio del Puente Nanay que costará en su primer tramo algo de 650 millones de soles; está una de las empresas del club. ¿Eso no quería que le pregunten? Usted ha venido apresurado y se ha ido apresurado, de seguro imagen de palacio hablará de los millones que se invertirán en el hospital Iquitos y el Puente Nanay, pero no dirá nada de la gravísima situación socio económica de Loreto.  

Vizcarra, llegó, bajó e ingresó hasta el segundo piso del hospital Iquitos, para luego irse, seguido de decenas de carros, al gorel.

Lamentable. Ese corrido de su “conciencia”, nos hace prever un futuro legal muy complicado para usted. A los pueblos se les escucha, no se les coge de pretexto para escabullirse de los problemas que le laten en su propia mente. Señor presidente.