“Nuestra lucha es por derechos humanos no por política o economía”

“Nuestra lucha es por derechos humanos no por política o economía”

 *Respondió el asesor en temas de salud de las cinco cuencas Dr. Fernando Osores.

*En torno al servicio de agua que vienen brindando a los pueblos indígenas.

“La salud es un tema no negociable, es una lucha por derechos humanos no por política o economía” expresó el Dr. Fernando Osores, respecto a la información emitida en torno a que en varias comunidades se estaría brindando agua de absoluta calidad a través de plantas compactas, lo que en realidad no sería así.

“Desde el punto de vista del documento publicado, debo señalar que está destinado más a generar mayor incertidumbre y a tratar de dejar una situación de duda con respecto a lo que en particular yo señalé en cuanto a esas plantas de agua.

 

Dr. Fernando Osores, asesor en temas de salud de las cinco cuencas.

Esas plantas no están preparadas, o no son las más adecuadas para potabilizar agua con altos contenidos de sustancias orgánicas como son los contenidos que arrastran los ríos amazónicos. Al introducir estas aguas al sistema de potabilización y tratarlas con grandes cantidades de cloro, la literatura científica y la misma organización mundial de la salud; indica que el cloro reacciona con las sustancias orgánicas que son arrastradas en el proceso de captación de agua.

 

Cuando echan el cloro y se produce la cloración, las sustancias orgánicas reaccionan y forman el cloroalometano y dentro de ello muchas sustancias que son consideradas cancerígenas para el ser humano y eso lleva a un alto riesgo la salud de las personas que consumen esa agua. Ahí no se está mintiendo, se está diciendo la verdad.

 

Yo estoy dispuesto a debatir con cualquier persona puesto que a mí no me interesan los adjetivos que puedan decirme, mi lucha no es política o económica, sino por la salud y la vida de los pueblos indígenas que están en la zona de extracción petrolera. Yo lo que digo es la verdad y está científicamente comprobado.

 

Me preocupan los cientos de pobladores que están expuestos en las cuencas en donde se está expendiendo agua que se cree segura, pero que la evidencia e informes indican que tienen niveles elevados de cloro. Además, que esas plantas no funcionarían correctamente, en líneas generales es un agua que no tiene la garantía que sea potable.

 

Yo solicitaría a la fiscalía anticorrupción que investigue el tema de cómo se implementaron esas plantas, quiénes han sido los beneficiados y si la población está recibiendo agua potable y de calidad para que les aseguren un producto que les garantice la salud y vida de todos ellos” concluyó Osores.