Asesora legal del Hospital Regional de Loreto Dra. Ruth Gutiérrez Oré.

PARALIZAN OBRA DEL CENTRO ONCOLÓGICO

En hospital regional de Loreto

PARALIZAN OBRA DEL CENTRO ONCOLÓGICO

*Seudo asesor legal del nosocomio tuvo mucho que ver.

Mientras que muchos galenos y trabajadores del hospital regional de Loreto se sacan el alma día a día para mejorar la productividad y entregar una buena atención a los pacientes que se registran ahí a diario, existe una cadena de trabajadores indeseables que no aportan y más bien disminuyen el esfuerzo que hacen varios para salir adelante a pesar de las difíciles circunstancias de salud que los rodean.

La obra del futuro centro oncológico del hospital regional por lo que incluso demolieron la casa antigua en la que habían invertido dinero en la cadena de frío y otros ambientes para desarrollar las quimioterapias a personas con cáncer; ha sido paralizada y el seudo asesor legal del nosocomio Héctor Javier Ruiz Vásquez, tiene mucho que ver.

Asesora legal del Hospital Regional de Loreto Dra. Ruth Gutiérrez Oré.
Asesora legal del Hospital Regional de Loreto Dra. Ruth Gutiérrez Oré.

Según se conoció el gobierno regional de Loreto entregó la Buena Pro para la obra a una empresa determinada mas la firma del Contrato se derivó al Hospital Regional donde no hubo ninguna observación por parte del asesor legal que suplanta las funciones de la verdadera asesora Ruth Gutiérrez Oré, quien cuenta con resolución directoral.

Según el ROF y el MOF es asesoría jurídica quien cuenta con facultades y atribuciones para visar resoluciones directorales, resoluciones administrativas y contratos. Héctor Ruiz, ha sido colocado como abogado de confianza también como asesor legal con resolución directoral es decir; existe duplicidad de resoluciones y cargo. Sin ningún tapujo visó el contrato para la obra en cuestión en vez de haberlo observarlo por el fraccionamiento de los trabajos y el presupuesto, lo que sí vio Contraloría de la República.

“Presumo que lo han contratado para sacar algún provecho y eso se puede comprobar con diversos documentos. Han armado una estrategia por lo que contrataron a ese abogado, el mismo que debería quedarse en la oficina de asesoría jurídica donde existen unos 2,500 expedientes por evaluar pero no. El supuesto asesor no hace nada, viene a firmar y luego se va a la calle. Yo pedí apoyo al director para adecuar esta oficina y avanzar en el trabajo pero no lo hizo.

Al asesor lo colocaron como abogado en la oficina de Recursos Humanos, de personal donde no existe una plaza para esa convocatoria. Lo que hacen es enviar expedientes a esa oficina, luego los pasan a administración y nuevamente vuelven a asesoría jurídica. A Ruiz Vásquez, lo contrataron el uno de marzo hasta el 31 de mayo 2016 con un sueldo de 3,500 soles. Luego hubo una convocatoria secreta porque nadie la conoció, donde él participó y entró con sueldo de 3,000 soles. ¿Por qué ha dejado que le rebajen el sueldo, qué interés hay ahí para que él se quede tranquilo?

Cuando salí del cargo por elecciones, él me reemplazó pero igual encontré el despacho lleno de expedientes, no hizo nada. Comuniqué al director Percy Rojas, pero él no tomó ninguna acción ¿por qué, existe alguna colusión?” remarca Gutiérrez Oré.

NO PASÓ NADA CON DENUNCIA DE LAS SILLAS DE RUEDAS PERDIDAS.

La denuncia se hizo pública en el año 2012. Se responsabilizó al jefe de almacén del hospital regional de esa época William Ezeta, por la pérdida de 15 sillas de ruedas. Luego de un proceso administrativo se le sancionó con 31 días mas la comisión de procesos administrativos disciplinarios (en esos días presidida por el actual director Percy Rojas), pese a  advertírsele sobre la irregularidad penal no hizo nada. No respetaron la norma 276 que dice que si ven hechos irregulares, presunta falta o responsabilidad penal, la comisión debe pronunciarse.

En vez de pasarlo a la Procuraduría Anticorrupción, lo pasaron a la procuraduría regional (Lidia Ventura) de donde se los han enviado señalando que no existen los informes completos de la auditoría de Contraloría, que no encontraron las órdenes de compra, no existe informe legal etc. “Pero todo eso está ahí lo que pasa es que no ha existido una evaluación adecuada” dice la asesora legal.

Lo que ha molestado en estos últimos días es que el director en vez de basarse en el informe legal de la asesora legal donde alerta de lo que realmente pasó y que acciones debe tomar como enviar la denuncia penal ante el Procurador Anticorrupción Dacky Pérez, hace caso a una Bachiller en derecho como es Lilia Reátegui del Castillo, secretaria técnica del nosocomio, quien ha mantenido “enterrado” el expediente por más de 10 meses.

“Es increíble y extraño que haga caso a una bachiller en derecho, a una secretaria técnica, en vez que a la oficina de asesoría legal que advierte sobre el delito. La Bachiller opina que no debe ir a procuraduría anticorrupción del Estado sino a la procuraduría regional de donde ya ha venido y señalan no haber encontrado los informes de auditoría. Además dice que para eso está la oficina de procuraduría con la que cuenta el mismo hospital” apunta la asesora.

“NO ESTOY EN CONTRA DE TRABAJADORES”

Dice la asesora legal a quien sindican de querer perjudicar a los trabajadores del hospital regional. “Yo no estoy en contra de los trabajadores sino que hay que proteger los recursos del Estado, la plata no nos la regalan. En este hospital faltan muchos recursos y los que llegan no son manejados adecuadamente. Si lo hicieran brindaríamos un mejor servicio, acá no hay ningún control de asistencia del personal, muchos –no todos- marcan y se van.

El director no hace caso a las alertas legales que se le dan. Yo no entiendo porqué él como titular de la entidad no toma las acciones correspondientes para no verse involucrado más adelante en denuncias graves. El área de asesoría jurídica lo que hace es advertir, si lo toma bien y sino bueno es asunto de ellos. Pero a mi no me pueden tildar que estoy en contra de los trabajadores porque no es así.

Creo que corregir errores no es estar en contra sino a favor de una buena marcha del nosocomio. Incluso acá sigue laborando personal que fue destituido porque tienen a familiares como funcionarios. Es el caso de Víctor Valcárcel, es primo hermano de la directora administrativa Rosalina Arévalo. El otro es Carlos de Sousa, hermano del jefe de OCI Gino De Souza” concluye.

Deja un comentario