“Han pasado tres gestiones y nadie ha podido recuperar el centro comercial más grande de Nauta”

“Han pasado tres gestiones y nadie ha podido recuperar el centro comercial más grande de Nauta”

*Expresó un ciudadano al observar tomar fotos al gran “elefante blanco” ubicado al borde del río Marañón en Nauta.

Fue lo dicho por Oscar Obando, respecto al centro comercial que un día se pensaba iba a reagrupar a todos los comerciantes informales que por ahora venden en las afueras de la mencionada y abandonada infraestructura, dando un aspecto de caos y abandono a toda esa zona que debería ser un emporio turístico ya que de ahí parten muchos a la reserva Pacaya Samiria.

 

Importante infraestructura donde se podría agrupar a los vendedores informales, por más de una década se ha convertido en un “elefante blanco”. Al interior del centro todo es un abandono impregnado de olores nauseabundos.

Hasta los vidrios de las ventanas están siendo rotas por algunos desadaptados.

“Este proyecto se impulsó en el objetivo de reubicar a los vendedores ambulantes que están en varias calles generando desorden, son informales y no tienen cuando salir adelante. El parque “Cénepo” (ubicado a un costado), está totalmente ocupado por los vendedores informales. La obra se quedó a medias porque faltó hacer la última valorización a la contratista para que acaben los trabajos.

Entró el alcalde René Navarro, e hizo una gestión desastrosa e incluso tuvo juicios y fue a parar a la cárcel. Pienso que con un arbitraje a través de la Cámara de Industria y Turismo esto se pudo solucionar, le retuvieron al constructor su carta fianza.

En realidad, no ha habido nadie preocupado en desbloquear todo eso para que se utilice. Más de diez años han pasado desde René Navarro, Darwin Grandez y ahora último Manuel Cárdenas Soria, que tampoco ha hecho nada de nada por recuperar toda esta infraestructura y tampoco creemos que lo haga porque ya está de salida.

 

Inconcebible, a menos de 50 metros existe toda una hilera de vendedores informales que a diario aguantan sol intenso o lluvia constante. Lo que antes era el embarcadero turístico, hoy es una cochinada, una vergüenza, como lo dice un mismo nautino.

Todas esas autoridades no han tenido la capacidad de darle vida a este centro comercial. Han debido seguir el ejemplo de Gamarra, donde el Estado apoyó a los informales a través de fideicomiso para pagar en años y así puedan contar con un puesto de venta propio.

No se hizo nada porque la corrupción primero ve su interés, ve la coima del 10%. Es inconcebible que lo que puede ser un importante centro comercial, hasta la fecha esté en un completo abandono. Al igual que el embarcadero turístico que ahora está totalmente hecho una cochinada, es una vergüenza para nosotros como nautinos” mencionó Obando.