Pista peatonal que va a la comunidad Bora en pésimas condiciones

Pista peatonal que va a la comunidad Bora en pésimas condiciones

*Conductores de motocarros expuestos a peligros latentes en puentes de madera.

Por lo general en los días festivos del calendario, llegan turistas a Iquitos deseosos de internarse a la selva y apreciar las diversas etnias de Loreto. En la localidad de Padre Cocha se ubican los Yahuas, Boras y Cocamas. Todos ellos cuentan con una maloca donde albergan a los turistas a fin que aprecien sus danzas y al final también les compren artesanías que ellos mismos confeccionan.

Desde Iquitos a Padre Cocha, se puede tomar un peque-peque (bote pequeño) y llegar al lugar en unos 20 minutos. El pasaje está a dos soles. Algunos botes cuentan con salvavidas, en otros son escasos. Todos confían en que por el río Nanay, no pasará nada.

Ninguna autoridad llega al lugar para arreglar la ruta. Puentes de madera son un verdadero peligro. 

Ya en Padre Cocha, los más de 40 motocarros que actualmente dan servicio de movilidad, ofrecen la ruta a la comunidad de los Boras “San Andrés”, por un monto de 10 soles ida y 10 soles vuelta. De ahí se camina 10 minutos hasta la maloca de los miembros de esa etnia. Ahí cada, persona paga 20 soles por el ingreso.

Pero, lo que se quiere resaltar en este escrito, es el terrible peligro al que se está sometiendo a los conductores y pasajeros de los motocarros. En primer lugar, tienen que seguir la ruta en una especie de vereda peatonal angosta. Hoy está llena de huecos, nadie se ha preocupado en darle el mantenimiento necesario, teniendo en cuenta que esa vía es bastante recorrida por los turistas que llegan a Padre Cocha.

En segundo lugar, para llegar hasta la comunidad Bora, se tiene que atravesar 3 puentes de madera que están a punto de desplomarse. Las maderas están sueltas, con palos rotos y llenos de polilla. Por ahora, lo que hacen los choferes es pedir a los pasajeros que bajen del vehículo para ellos pasar con menos peso. Luego tienen que subir cuestas empinadas, donde incluso es necesario que se les ayude a empujar la moto.

Huecos en la única vía pavimentada en la comunidad “San Andrés”. Puentes a punto de desplomarse en la ruta hacia la comunidad Bora.

¿Y eso no ven las autoridades de turismo?

Cada vez que asume una autoridad o responsables de las direcciones de turismo, salen a hablar y decir que harán hasta lo imposible para apoyar el sector turismo, que buscarán estrategias a fin que la región viva de este rubro. Pero por lo visto, no existe la voluntad de hacerlo o la ignorancia es tan grande que no visualizan lo vital que tienen las diversas etnias en la selva.

Ellos se sienten muy abandonados y es verdad, nadie los apoya –aunque sea- con el mejoramiento de la única vía que tienen hacia su comunidad, más bien los dejan expuestos a sufrir un terrible accidente en caso se desplomase uno de los puentes de madera por donde a diario transitan. Igualmente, con los turistas que llegan desde diversas partes del mundo. ¿Qué hacer?