Planta de oxígeno del Vicariato ya fue comprada

*Pero aún falta seguir donando para que se llegue al monto total de la misma.

*A fines de marzo ya estaría totalmente instalada en Iquitos, pues la traerían del extranjero.

*Así lo dio a conocer el Padre Raimundo, en una entrevista cedida al diario “La Región”. 

Aclarando. Al parecer por la confianza que inspira la iglesia la empresa que venderá la planta de oxígeno, ya la habría separado y contabilizando como vendida. Sin embargo, el aporte de las donaciones está llegando al millón de soles, faltando más o menos 400 mil para que se complete el precio.

En resumen, las donaciones de las personas que deseen que pronto el Vicariato ya cuente con la planta de oxígeno prometida en Iquitos, deben seguir haciéndolo.

De otro lado. Ayer se pudo dialogar con el querido Padre Raimundo, quien hizo un pequeño espacio en su recargada labor. Mientras que afuera de la parroquia “San Martín” varias personas lo esperaban haciendo cola. Personas que están dentro de las 30 que a diario atiende.

Como fue de conocimiento público el padre viajó a su tierra natal Malta, donde están sus padres, su familia. Y donde fue vacunado contra la covid, por lo que empezamos la entrevista preguntándole cómo se sentía después de haberla recibido.  

 “La vacunación creo es la esperanza para el mundo incluyendo obviamente al Perú para salir de esta pandemia. Espero que las vacunas lleguen lo más pronto posible. En Malta vive medio millón de personas, parecida a la población de Iquitos, una isla. Están vacunados todos los médicos, los mayores de 90 y 80 años, ahora empiezan con los que están en 70 años y los vulnerables.


Padre Raimundo, también menciona que ahora hay cuadros en que varios integrantes de una sola familia se enferman con el virus.

Voy todos los años a mi tierra a ver a mis padres, a mi familia. Éramos siete hermanos, hace años falleció uno, ahora somos seis. Mis padres, mi familia, felices de vernos, pero luego tristes por el regreso. Ellos me apoyan económicamente como familia y, sobre todo, con su amor y cariño” habló el padre.

¿Padre qué protocolo ahora está aplicando en los casos que atiende?

-Cuando son casos leves se da el paracetamol e hidratación, más el control de la saturación de manera constante. Si está confirmado que se tiene el virus al inicio sí indico que se tome Ivermectina solo por 2 días. La dosis normal es una gota por kilo de la persona. Si la saturación baja entonces pasamos a inhaladores.

Hay personas que vienen por oxígeno…

Desde el año pasado nos envían 3 balones recargados al día. La gente deja su balón en garantía y le damos uno lleno, pero el número es muy limitado.

Al retornar de Malta ¿qué balance hace de la pandemia en Iquitos?  

-No voy a decir que es lo mismo como en la primera ola, es un poquito menos. Pero sí hay bastante covid grave. Pienso que el hospital modular está ayudando bastante. Obviamente falta el factor limitante como es el oxígeno y más especialistas, así como camas UCI. Los pacientes severos tienen que ir a UCI y los especialistas son los que saben cómo tratar a esos pacientes. Se necesita más recursos humanos.


Personas que llegan a la parroquia con balones de oxígeno en la esperanza de conseguir un poco para sus familiares.

Lo que veo también es que la población, a diferencia de la primera vez, parece haberse cansado del aislamiento social, del uso de la mascarilla. Hay mucho relajo, como que a muchos no les importa. Pero igual entiendo que es una expresión por el tema económico que la gente se siente presionada y quiere trabajar. Sin embargo, tenemos que cuidarnos…sino vamos a seguir por la tercera ola también.

¿Usted cree que vendría una tercera ola?

-En esta enfermedad mejor no opinar nada porque nadie sabe con seguridad las cosas. Hemos dicho que no iba a haber la segunda ola y mire como estamos. Entonces mejor no comentar y simplemente prevenir.

¿Parece que llegarán más plantas de oxígeno, EsSalud ha anunciado una?

-Me alegro. EsSalud ha dicho que para ahora (ayer) llegaba. También el señor Baldeón y espero que el gobierno regional que ha prometido que traerá, lo haga cuanto antes. Se necesitan más plantas, una más de la Iglesia no es suficiente. Se espera poder llenar 70 balones por día, pero ahora hay un déficit de unos 300 balones por día, entonces se necesita de una, dos, tres o cuatro plantas más.


En la parroquia solo atienden casos leves o moderados. 

Si no llegamos a un exceso de balones nunca vamos a estar bien. Cuando una planta necesita mantenimiento se tiene que apagar por una semana y pues tiene que haber otra que la reemplace.

¿Se habla que va una recaudación cercana al millón de soles para la nueva planta, faltaría algo de medio millón?

-La planta está comprada. Para que esté en Iquitos será hasta mediados o fines del mes de marzo. Me parece que la han adquirido en el extranjero porque se habla que luego llega a Lima y después viene acá. El padre Miguel Fuertes, es quien ve esa parte. Aún falta un monto que se vendrá recaudando hasta completar el precio total.

Padre me ha llamado la atención que en la lista de personas que serán atendidas, figuran varios integrantes de una sola familia ¿se ha fijado en ello?

-Sí, sí, familias completas. Conozco a una familia cercana mía que perdió a su mamá y a sus 3 integrantes. Eso es muy triste, pero se están dando esos cuadros. Acá atendemos casos leves y moderados, siempre según la saturación, cuando son cuadros severos se dirigen hacia el hospital regional.