Pobladores del asentamiento humano se sienten abandonados

Pobladores del asentamiento humano se sienten abandonados

*Antes les pedían que se alejen del puente, ahora les prohibirán que acerquen sus viviendas hasta ahí.

*Viven rodeados de aguas negras putrefactas que atentan contra su salud.

*Puente aún no es inaugurado y ya presenta desgaste en las bases.

El puente “Glenda Freitas” ubicado en el distrito de Punchana, debió estar concluido en setiembre del año 2017. No fue así y hasta ahora sigue su construcción que demandó al ministerio más de 10 millones de soles. Entre ellos se presupuestó 510 mil soles, para reubicación o adecuación de las viviendas aledañas. 10 mil soles para cada cabeza de familia. No les dieron nada.

Les hicieron retroceder sus viviendas que estaban pegadas al antiguo puente. Así lo hicieron los propietarios que viven rodeados de una precariedad asfixiante. Además, con el riesgo que sus casas se vengan abajo por los palos humedecidos a través de las crecientes que han tenido que soportar hasta ahora.

Así como siguen soportando los olores putrefactos que corren por debajo del puente, y por las lagunas de desagües formadas en los pilotes que no cuentan con relleno de tierra a fin que no sean piscinas negras y mortales en caso caiga ahí alguna persona, ya que tienen un fondo aproximado de 2 metros.

Sobre la pésima realidad que atraviesan muchos, se pudo dialogar con la ex dirigente Naír Ramírez, y Blanca Cisneros. “Miren ahí las bases del puente que hizo el constructor Miguel Méndez, ya están carcomidas, ya se ve el fierro. Y eso es porque han echado más arena que cemento. Y no solo eso, lo más peligroso es que los huecos que han dejado no han sido rellenados, cualquier persona que cae en ese hueco lleno de desagües, se muere.

 

Primero pedían a los moradores del puente Glenda Freitas, que se alejen de la zona de trabajo. Ahora ya no les dejarán pegarse al puente como antes, quien lo haga será merecedor a una multa.

Aún no se inaugura y ya se ven deficiencias en la obra.

Ahora resulta que nos van a negar la accesibilidad al puente, dicen que si nos pegamos nos haríamos acreedores a una multa. Tanto hemos luchado, tantas marchas y contra marchas para conseguir beneficios para toda la población y ahora nos sentimos abandonados, burlados porque no vamos a poder tener salida y entrada al puente, estamos siendo afectados.

Hacemos un llamado a la nueva alcaldesa Jane Donayre, por quien hemos votado acá. Ella vino en el tiempo de elecciones y le hemos mostrado todo este abandono. Le pedimos que retorne a ver cómo resolvemos el tema porque ahora nuestras casas van a quedar aisladas, vamos a estar peor que nunca. Que venga y vea el problema de las 5 juntas vecinales que alberga el asentamiento “Glenda Freitas” señaló Ramírez.

Por su parte la señora Blanca Cisneros, dirigente de la calle Universitaria, una calle rodeada de una inmensa laguna llena de aguas negras y pestilentes, y por el otro lado una vía por donde el gobierno regional ha tratado de hacer una rasante, pero que no avanza nada ya que no coloca más que a cuatro trabajadores y ya les está ganando la creciente, significando ello que la rasante quedará sin hacerse. Señalan que hubo un presupuesto de casi cinco millones de soles, para ese tipo de trabajos de varios asentamientos humanos.

 

Vecinos se quejan por rasante en calle Universitaria, porque no avanza y ya llega la creciente. Al lado de pilotes se han dejado huecos llenos de desagüe con una profundidad de dos metros. Vecinos caminan sobre laguna de desagües. ¿Cómo es posible que se les tenga en ese grado de insalubridad?

“Cómo van a avanzar si solo hay cinco personas trabajando, no hay máquinas, son materiales reciclados. Hay un solo “trompo” (mezcladora) y la creciente ya está dejando, por decir toda esta realidad el gobernador se ha molestado y a nosotros no nos importa, porque es la pura realidad de lo que está ocurriendo acá” contó Blanca.