¿Por qué no reabrir investigación de la remodelación del Estadio Max Augustin?

¿Por qué no reabrir investigación de la remodelación del Estadio Max Augustin?

¿Por qué no reabrir investigación de la remodelación del Estadio Max Augustin?

*En el año 2007-2008 la comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso, emitió un informe sobre presuntas irregularidades.

*Cometidas en la suscripción y ejecución del convenio entre el Gorel y OEI, en donde estaba inmersa la obra de remodelación del estadio mencionado.

*Justamente tres de los ARBITROS que favorecieron con Laudo Arbitral al Consorcio Ingeniería Celular Andina S.A., hoy están con prisión preventiva.

Dicho Laudo Arbitral, fue firmado en diciembre 2006 por los Árbitros: Marcos Ricardo Espinoza Rimachi (en esa época presidente del Tribunal Arbitral), Alfredo Zapata Velasco (árbitro) y Ramiro Rivera Reyes (árbitro); quienes después de 13 años lucen una prisión preventiva por 18 meses por presuntamente haber favorecido a la empresa Odebrecht.

De los tres Marcos Espinoza y Alfredo Zapata, ya están en el penal Ancón I, mientras que Ramiro Rivera, por ahora, anda prófugo. Gente que presuntamente durante todos los últimos años, habrían recibido dinero para favorecer a empresas constructoras y otras, en agravio del Estado. En el presente caso a narrar, el agraviado habría sido el gobierno regional de Loreto, en la era del ex presidente Robinson Rivadeneyra.

 En el 2007 y 2008 la comisión de fiscalización del Congreso, presidida por el ya ausente Mario Peña Angulo, emitió un informe que extrañamente quedó en el “baúl” del olvido de las entidades competentes a investigar las conclusiones a las que llegó dicha comisión. Lo único que hasta ahora se sigue investigando, es el proceso de licitación del Mercado Modelo.

Una sola obra, siendo que a través de ese convenio internacional entre el Gorel y la Organización de Estados Iberoamericanos para la educación la ciencia y la cultura (OEI) se convocaron y ejecutaron 60 obras por un monto de 144 millones 612 mil soles. (Muchas ya ni siquiera aparecen en el registro histórico de obras para Loreto).


Obra de Mejoramiento del Estadio Max Augustín, generó un arbitraje firmado por árbitros hoy con prisión preventiva.

El 22 de junio 2007 la Contraloría general informó a la comisión de fiscalización del Congreso, que la acción rápida practicada al gobierno regional comprendió la evaluación de la obra “Ampliación y remodelación del Estadio Max Augustin de Iquitos”, la cual se ejecutó en el marco del convenio suscrito entre el gorel y OEI.

Al respecto el Contralor de esa época, declaró: “Sobre el Estadio Max Augustin, luego de la verificación desarrollada, se concluyó con un informe donde se determinó una serie de irregularidades cometidas durante su ejecución, el mismo que fue derivado a la policía adscrita a la Contraloría General en Loreto, investigación que se encuentra avanzada en un 60%”.

Mientras que el auditor de Iquitos Juan Ronstain, informó: “Han podido determinar que hubo una presunta irregularidad en la suscripción de ese Convenio, en un inicio, en el planteamiento por parte del presidente del gorel ante su consejo regional y posteriormente, una vez aprobado el convenio, al momento de suscribir los anexos específicos de ejecución vinculados con cada obra”.


Tres de los 14 árbitros, ahora con prisión preventiva, firmaron laudo arbitral de derecho a favor de “Consorcio Ingeniería Celular Andina S.A.”.

Mientras que en otro párrafo suscrito por la sub comisión de investigación, exactamente en el punto 7.2.4 sobre inexistencia de Acuerdo de Consejo Regional para facultar a la OEI la supervisión de las obras licitadas por dicho organismo: “El tenor del acuerdo del consejo regional 4 noviembre 2004, era para firmar un Convenio para la administración de procesos de selección, NO para entregar la Supervisión Técnica de las Obras, por lo que nunca se facultó.

Sin embargo, en caso del convenio con la OEI se ha visto que se ha otorgado la facultad a OEI (sin acuerdo del consejo regional) para que actúe como supervisor de las obras, pero con el agravante que es el propio OEI (en confabulación y colusión con el ex presidente regional-dice la comisión) el que se ha otorgado asimismo dicha potestad de supervisión de obras, ya que OEI tuvo a cargo el proceso de selección y designación de la entidad que se encargaría de la labor de Supervisión”. Todo un asalto al mejor estilo de “cuello y corbata”, que nunca se investigó no se sabe por qué oscuros arreglos.

En las conclusiones de la sub comisión de investigación, firmada por 9 congresistas, Víctor Isla, no firmó pues en la época de Rivadeneyra, él era vicepresidente regional; se señalaron:

“De los documentos recibidos en el proceso indagatorio y declaraciones testimoniales brindadas, acciones rápidas de contraloría; permiten establecer fehaciente y preliminarmente que este caso se habría producido un evidente concurso de delitos que habría implicado el uso indebido de fondos públicos del gobierno regional de Loreto, conducta penal que se habría cometido por parte del ex presidente Robinson Rivadeneyra y su abogado Jorge Morante Figari, en concertación y colusión con algunos consejeros regionales y con los representantes de OEI, pues a través de la suscripción del Convenio internacional marco de cooperación técnica, se han vulnerado todos los procedimientos legales vigentes de manera ilícita, cuyas conductas encajan en tipos objetivos penales.

LAUDO ARBITRAL A FAVOR DE CONSORCIO QUE HIZO LA OBRA DE REMODELACIÓN EN EL ESTADIO MAX AUGUSTÍN.

Hoy los tres árbitros Marcos Ricardo Espinoza Rimachi, Alfredo Zapata Velasco y Ramiro Rivera Reyes, están con orden de prisión preventiva por

El ya lejano 18 de diciembre de 2006 los árbitros, hoy con orden de prisión, emitieron la resolución número 10. Las partes eran el gobierno regional de Loreto (a pocos días que concluya la gestión de Robinson Rivaneyra) y el Consorcio Ingeniería Celular Andina S.A. Construkselva SRL.

Haciendo un resumen respecto a que el 18 de marzo de 2005 el CONSORCIO (¿qué significa Consorcio? Agrupación de entidades con intereses comunes) y el gorel suscribieron el contrato para la ampliación y mejoramiento del estadio Max Augustín (bajo sistema de precios unitarios) por el monto de 13 millones 777 mil 234 soles.      

El Consorcio ICA-Construkselva, conformado por los apoderados Guzmán Pardo Figueroa Javier y Quispe Salazar Alfonso Severiano, con dirección en Ramón Castilla 225 y Ángel Brusco 731 (antes domicilio fiscal de Construkselva); interpuso 12 pretensiones en su escrito de demandas, la mayoría para que le reconozcan pagos por miles de soles.

Los árbitros declararon a favor del consorcio Ingeniería celular andina y Construkselva, reconociéndole gastos generales por la demora en la recepción de obra ascendente a 02 millones 925 mil 448 soles que deberán ser pagados por el gobierno regional de Loreto. Más los reajustes e intereses legales que se deberán calcular y pagar de acuerdo a lo dispuesto.

Otra pretensión reconocida por los árbitros a favor del consorcio por 93 mil 464 soles. Otro por 665 mil 383 soles. Otro a favor del consorcio para que le pague el gobierno regional por 01 millón 512 mil 755 soles. Firman los árbitros que ahora están con 18 meses de prisión preventiva, al haber recibido presuntamente coima de Odebrecht. 

Luego está el Laudo Arbitral de Construkselva y el gobierno regional 2088. Árbitros: Ramiro Rivera Reyes, Alfredo Zapata Velasco y Carlos Llanos Guiño (este último no está con orden de prisión). Sobre: “Ampliación y mejoramiento del sub sistema de distribución primaria y secundaria del PSE Nauta”.

Luego de los análisis a los puntos controvertidos, laudaron establecer del monto final de liquidación de la obra un saldo a favor del contratista ascendente a 121 mil 858 soles. Disponiendo que le abonen a su cuenta en el plazo de 30 días.   

¿Y por qué no podría ahora el ministerio público indagar en qué quedaron todas las irregularidades encontradas en las 60 obras dadas por el gobierno regional en el marco del convenio con OEI? Fueron 150 millones los manejados.