Programa de apoyo al interno agasajó a padres de familia del penal

Programa de apoyo al interno agasajó a padres de familia del penal

*Hoy esperan la visita de sus hijos.

“En ciertos momentos difíciles que hay en la vida. 
Buscamos a quien nos ayude a encontrar la salida.
Y aquella palabra de fuerza y de fe que me has dado.
Me da la certeza que siempre estuviste a mi lado.
Tú eres mi amigo del alma en toda jornada.
Sonrisa y abrazo festivo a cada llegada.
Me dices verdades tan grandes con frases abiertas.
Tu eres realmente el más cierto de horas inciertas…

“En ciertos momentos difíciles que hay en la vida, buscamos a quien nos ayude a encontrar la salida”, sonaba fuerte la canción del máximo exponente de la música romántica brasileña Roberto Carlos, en los ambientes del penal de varones.

Letra muy interiorizada en gran parte de ellos que en más de una oportunidad antes de cometer un craso error en su vida o un acto delincuencial, buscarían a alguien que les guíe, que les dé un consejo o los apoye con un trabajo para no caer en acciones por las que luego les mutilaron su libertad.

No lo tuvieron o en muchos casos, sencillamente, no quisieron escuchar porque no les dio la gana, porque les gustó la vida fácil o porque se creyeron inmunes a la justicia. Por eso llevan años encerrados entre cuatro paredes con barrotes helados o recalientes por el intenso sol amazónico.

Sin embargo, así como las internas del penal celebraron el día de la madre, los internos también fueron agasajados por el día del padre gracias a la iniciativa de la responsable de la oficina de apoyo al interno del gobierno regional Abog. Carmen López, quien junto a la directora Delcia Zapata, organizaron una actividad para que los papás recuerden que son papás, aunque sus hijos estén fuera de la vida que por ahora les tocó vivir.

Autoridades penales y civiles estuvieron presentes en agasajo a internos adultos del penal de varones. Entre los internos siempre hay varios que tienen vena artística por los que algunos recitaron poemas en homenaje al día del padre.

Habría que indicar que el agasajo fue para varios internos, pero sobre todo para los adultos mayores que están ahí recluidos, para los que hace muchos meses o años no tienen visitas porque han llegado desde lugares alejados.

“Tú eres mi hermano del alma realmente un amigo.
Que en todo camino y jornada está siempre conmigo.
Aunque eres un hombre aun tienes alma de niño.
Aquel que me dé a su amistad, su respeto y cariño.
Recuerdo que juntos pasamos muy duros momentos.
Y tú no cambiaste por fuertes que fueran los vientos.
Es tu corazón una casa de puertas abiertas.
Tú eres realmente el más cierto en horas inciertas…

¿Y quién en la vida no pasa por duros momentos? Todos. Sin embargo, algunos cambian el esfuerzo por lo fácil, cambian cuando creen que los vientos son demasiados fuertes e imparables como para “luchar” contra ellos y ahí es donde caen para luego difícilmente levantarse.

Hoy el corazón de los internos del penal de varones de Iquitos, sigue con su corazón de puertas abiertas, pero también con un corazón y una mente maltratada, estrujada por haberse dado cuenta de lo que hicieron, demasiado tarde. Aunque nunca es demasiado tarde cuando uno quiere remediar los crasos errores o delitos cometidos. Una pena pagada, es una pena saldada.           

Horas inciertas las que ellos han pasado y siguen pasando, horas convertidas en días, meses y años que se hacen eternos pero que finalmente concluyen. Algunos salen con vida a respirar aire libre, otros mueren en el intento de conseguir la libertad que un día perdieron.

Otros internos con rosarios en el pecho, también participaron con distintas canciones alusivas a la fecha. La mayoría de padres adultos han llegado desde lugares alejados de Iquitos, los visitan poco.

“No preciso ni decir, todo eso que te digo.
Pero es bueno así sentir que eres tu mi gran amigo.
No preciso ni decir, todo eso que te digo.
Pero es bueno así sentir que yo tengo un gran amigo…”.

 

Roberto Carlos, supo amalgamar bien el significado de las letras plasmadas en sus canciones, que por estos días al igual que las de Piero “Viejo, mi querido viejo, ahora ya caminas lerdo…”, han sido las más escuchadas y las más sentidas. Para todos aquellos que ya no están entre nosotros, para todos aquellos que estando en este mundo, tampoco están con los seres más queridos y para todos aquellos que recién se inician como padres quienes vienen aprendiendo en el día a día, la difícil y esforzada responsabilidad que acarrea la palabra PADRE.

 

Feliz día a todos los padres de la región Loreto y este hermoso país llamado Perú.