Pronunciamiento: ¡Lucila somos todos, los bosques de Tamshiyacu somos todos!

CONSIDERANDO que defender los bosques es defender el derecho constitucional de vivir en una ambiente sano y equilibrado, CONSIDERANDO que los defensores ambientales son sujetos de protección según la Corte Interamericana de Derechos Humanos, CONSIDERANDO que Lucila Pautrat Oyarzún fue reconocida como defensora ambiental por el Ministerio de Justicia, (R. D. N° 003-2020-JUS/DGDH del 19 de mayo de 2020) por el rol cumplido en informar los hechos de deforestación en la localidad de Tamshiyacu, denunciados por el propio Estado.

Los que abajo suscriben,

RECHAZAMOS la sentencia judicial emitida por el juez Jhonatan Walter Pacheres Lumbre, del Cuadragésimo Tercer Juzgado Penal de la Corte Superior de Justicia de Lima, de fecha 26 de marzo, por atentar contra los derechos humanos y el futuro de la nación que los bosques sustentan como el agua de costa y sierra que produce.

CONDENAMOS la temeraria postura que la tristemente conocida empresa Tamshi S.A.C. (antes CACAO DEL PERÚ NORTE S.A.C.) viene realizando para amedrentar a quienes defienden la salud de los bosques y que, en su momento, realizaron la denuncia contra el patrimonio forestal de Tamshiyacu que años más tarde sería confirmada mediante una histórica sentencia.

Con esta actitud la empresa Tamshi S.A.C. demuestra su actitud beligerante contra nuestro patrimonio forestal y los ciudadanos (anteriormente ya vista con las amenazas sistemáticas contra ex propietarios de parcelas en Tamshiyacu), desmiente su intento fallido de desconocer los hechos delictivos cometidos contra los bosques mediante una nueva razón social y sospechosas “donaciones millonarias” para, supuestamente, contribuir al bien común.

Lucila Pautrat, defensora del bosque, contribuyó a las denuncias para investigar la destrucción de los bosques en Tamshiyacu y ahora viene siendo amedrentada mediante conocidas prácticas teñidas de legalidad y pertinencia jurídica.

ESPERAMOS que las instancias judiciales superiores podrán revisar esta dudosa sentencia, y exigimos la investigación de los órganos respectivos por la validez de dicha decisión.

No hay futuro de paz para nadie en un lugar donde impera la injusticia y la depredación. En este sentido es un deber de todo ciudadano peruano defender una democracia plena en derechos humanos y ambientales.

El Foro Ciudadano por el Resurgir Amazónico convoca a ciudadanos comprometidos con el medio ambiente y el desarrollo a dejarle en claro a la empresa Tamshi S.A.C. y al poder judicial que ¡Lucila no está sola, que Lucila somos todos, que Lucila, entre muchos, ha representado a la sostenibilidad necesaria para mantener el débil equilibrio biológico que nos sostiene!

Comentarios cerrados

Los comentarios para esta publicación ya están cerrados.