“Queremos nuestras calles y queremos nuestro puente”

“Queremos nuestras calles y queremos nuestro puente”

*Arengaban vecinos de la zona “Maestranza” en Belén.

Ya no aguantan más tanto abandono. La zona no está lejos del corazón de Iquitos, sin embargo, pareciera que formara parte de algún pueblo joven alejado de la ciudad. Vecinos de la zona “Maestranza”, (ubicado a un kilómetro del hospital Iquitos) denunciaron que han pasado varios alcaldes por el distrito y ninguno se ha dignado en cumplir con lo prometido.

O sea, el pavimentado de su calle la misma que tiene una forma de Y, así como el pequeño puente que los lleva a otro asentamiento humano, donde ya ha fallecido una niña al caer desde el pase mencionado. El señor Beltrán Rodríguez Cashique, vive más de 50 años en el lugar, él asegura que todos los alcaldes prometieron pavimentar la vía y ninguno cumplió.

“El pueblo está protestando porque ahora ha tomado conciencia y todos estamos unidos en la lucha. No puede ser que no logren presupuesto para esta obra importante ya que acá existe un puerto alterno y nadie ha mostrado el interés que corresponde.

Además, en esta zona se construyó una de las 16 estaciones de bombeo que se supone iban a llevar los desagües a Versalles, pero nunca funcionó y los desagües de Iquitos siguen saliendo igual y contaminando el río Itaya. Un tremendo gasto que ahora vemos fue inútil en la anterior gestión regional” declaró molesto Rodríguez.

Vecinos de la zona de “Maestranza” están cansados de esperar que les construyan su calle y un nuevo puente.

Por su parte, Armando Marín, hizo un pedido a las autoridades. “Yo vivo al frente de esta calle en mal estado y de la Estación de Bombeo del alcantarillado y doy fe que nunca ha funcionado, incluso se han llevado varias piezas porque ahora ya no cuentan con vigilancia ya que no les pagaban. Yo pido a las autoridades que traten de hacer algo para mejorar esta situación” refirió.

Finalmente, Róger García, dirigente de la junta vecinal de la calle “Maestranza”, quien estuvo al lado de varios vecinos reclamando la construcción del puente en mal estado, señaló que cuando llegaba la creciente toda la zona se convertía en un gran desagüe que no los dejaba ni comer.

“No solo no funciona la estación de bombeo, acá la contaminación está latente porque nadie arregla nada, los desagües siguen saliendo al igual que hace años al río Itaya, a pesar que esto es un puente alterno donde llegan muchos botes de los caseríos.

Cuando llega la creciente de los ríos, ahí quisiera que venga la prensa a ver cómo se inunda el lugar de aguas pestíferas que no nos deja ni ingerir nuestros alimentos, es grave lo que pasa acá por donde vivimos unas 250 familias. Todo esto es un atentado contra nosotros y nuestros familiares” concluyó.