“Quiero regresar a Marandúa donde están mis amigos”

“Quiero regresar a Marandúa donde están mis amigos”

*Expresa joven colombiano quien sufre de alteraciones mentales.

El joven colombiano Ariano Montaño, de 27 años de edad, acaba de superar una de las tantas crisis que le cogen cuando no cuenta con los insumos médicos que le apacigüen los “demonios” que dice llevar en su interior. En un rato de aparente serenidad quiso dar una entrevista, así como hacer un llamado al Consulado de Colombia en Iquitos para que haga los trámites correspondientes y por fin pueda volver a la zona colombiana de Marandúa (localidad ubicada frente al Estrecho/Putumayo).

“Yo llegué a Iquitos en avión para llegar donde los israelitas, “ataucusis” que les dicen, en Alto Monte. Seguí a una iglesia evangélica. La misión me dio un manto rojo inmenso, yo mire lo que había adentro y me dio a entender que era Dios, luego Jesús y después satanas. En las noches escuchaba voces a lo alto de un muro. Luego veía candela a mi lado, pero era un muro. Después escuché una voz que me dijo muy fuerte: “así es que te quería ver”.

Venía en la lancha y un señor que en mi pensamiento era Noé, me dio una casaca y me cubrí con ella. Después en la noche miré calaveras. Dormía detrás de un potrero (corral con animales), los soldados andaban por ahí. En Alto Monte había un espíritu que me decía que vaya a Caballo Cochas, no me dejaba dormir.

Pero yo extraño Marandúa, allá quiero regresar donde están mis amigos en una casa grande, está la Agustina, Raquel, el chómpiras, el abuelo cuy, la geocha. Allá se siembra plátano, yuca, pero también nos dedicamos a la madera. Yo pido al Cónsul en Iquitos que vea mi caso para que me devuelvan a mi casa, yo extraño a mis amigos” expresó el joven.