Requena: puente “Guarnición” a punto de desplomarse

Requena: puente “Guarnición” a punto de desplomarse

*Han prohibido el pase de vehículos, solo pasan peatones.

*Urge que le den mantenimiento.

Según refieren los pobladores de esa provincia, el mencionado puente fue construido en el mandato de Alberto Fujimori, allá por los años 1996-1997. Desde esa época las autoridades locales, llámese ediles y de la dirección de transportes, no le han dado el respectivo mantenimiento por lo que hoy se ha convertido en un peligro latente para todos los que transitan por el lugar.

El puente se llama Tarapacá, pero lo conocen más por el nombre de “Guarnición”, el mismo que une a las poblaciones del sur de Tarapacá con Mariátegui. Este último fin de semana sufrió un grave desprendimiento en una parte vital de la infraestructura, por lo que está en un riesgo latente de venirse abajo.

Debido a eso las autoridades decidieron cerrar el puente para los vehículos que transportaban carga al puerto, así como vehículos menores, autorizando únicamente el pase de peatones. Recién ahora le ponen interés al puente, cuando desde hace años han debido darle el mantenimiento correspondiente.

El puente ha sido clausurado por el pésimo estado en que se encuentra. ¿Y dónde está el “gran” alcalde Marden Paredes, que no le ha dado mantenimiento?

Ahora las motonaves que acoderaban por el puente para bajar la carga, tienen que hacerlo en un atracadero menor por donde los pasajeros y carga tienen que salir por un callejón pequeño. Se espera que las autoridades, llámese el alcalde de esa provincia, tome las acciones que correspondan para que los pobladores no sigan en problemas.

Debido al no pase de vehículos, lanchas tienen que ir a otra zona. Puente es un gran peligro incluso para los peatones. Lanchas acoderan en un embarcadero por donde los pasajeros y carga tienen que pasar por un callejón angosto.

De otro lado, se envió una foto de lo que sería la construcción de una motonave que estaría a nombre de una presunta testaferra de la autoridad edil, como le sindican a la señora Zully Arévalo.